Salud

Mario Ruiz, gerente médico CCSS: ‘Llegamos a un tope del personal que puede contratarse; ya no hay más profesionales especializados en el mercado’

Aumento de casos y de severidad de estos en los hospitales lleva a personal a laborar tiempo extra y hacer más guardias; desde inicios de pandemia hasta este viernes se habían internado 10.944 personas

“A veces necesitamos salir un momentito y llorar. A veces necesitamos salir un momento y tomar café. A veces necesitamos un momentito para estar solos pensando después de la intervención con el paciente. Es muy duro”.

Las palabras de Camilo Sing Briz, especialista en Medicina del Trabajo y coordinador del Centro de Atención Especializada para Pacientes de Covid-19 (Ceaco) reflejan lo que viven decenas de profesionales de la salud en primera línea de acción en la pandemia.

La atención en salud mental no es solo para los pacientes. En el Ceaco se diseñaron, desde un inicio, salas de intervención psicosocial para que los trabajadores se “desconecten” unos minutos de su trajín diario.

“Cada vez es más frecuente, dada la fatiga que se va dando por la atención a esta enfermedad”, afirmó Sing la mañana de este viernes, en conferencia de prensa.

La carga emocional se une al agotamiento por lo demandante que es la enfermedad y porque los trabajadores altamente especializados no son suficientes.

Aun cuando en el Ceaco y en otros hospitales y áreas de salud se contrató personal para atender la emergencia, este recurso humano, cuya formación toma años, es finito.

“Ya llegamos a un tope del personal que se puede contratar, porque ya no hay cantidad de profesionales especializados en el mercado. Están trabajando hasta doble turno, hasta tres guardias por semana” subrayó Mario Ruiz Cubillo, gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

“Eso nos tiene muy preocupados porque ya no podemos aumentar la cantidad de camas. Las camas que tenemos son las que hay, porque el recurso humano ya no se puede estirar más”, dijo.

“El personal también se fatiga. Entonces cuidémonos mucho”, aseveró.

Capacidad humana

Ruiz indicó que solo para el Ceaco se contrataron cerca de 800 personas. A estas se les debe sumar el personal base del Centro Nacional de Rehabilitación (Cenare), para un total cercano a las 1.200 o 1.300 personas.

También hay que añadir el personal contratado para los diferentes hospitales, para la torre Este del Calderón Guardia y para distintas áreas de salud.

Estas contrataciones se han dado desde el inicio de la pandemia, pero ya se llegó a un tope.

El problema es que cada vez hay más pacientes con complicaciones, cuyos internamientos comienzan directamente en una Unidad de Cuidado Intensivo (UCI) y que requieren de mayor atención.

“A hoy (la mañana de este viernes) se han hospitalizado 10.944 personas con covid-19. Casi todos necesitaron atención especializada”, señaló Ruiz.

Al 24 de noviembre habían fallecido 1.839 personas en un hospital de la seguridad social.

“Ayer (jueves) teníamos disponibles solo siete camas de cuidados críticos en UCI. Esto varía todos los días por personas que se egresan, otras mueren, pero también hay personas que ingresan”, evidenció el gerente médico.

Capacidad instalada

A la situación de la capacidad de recurso humano se une la de una infraestructura hospitalaria que, en algunas zonas, comienza a hacerse insuficiente para tratar la enfermedad y debe buscar el apoyo de centros médicos más grandes.

“Hay zonas más críticas: el Tony Facio en Limón, el Enrique Baltodano en Liberia, Escalante Pradilla en Pérez Zeledón, tienen una ocupación de más del 90%, superan el 100% en algunos casos en algunos días”, dijo el jerarca.

Estas situaciones han hecho cada vez más frecuentes los traslados. El más grande se hizo el pasado miércoles, cuando 11 pacientes del Hospital Escalante Pradilla fueron llevados a diferentes centros médicos del área metropolitana.

Max Morales Mora, emergenciólogo del Ceaco, indicó que por día se hacen aproximadamente 20 traslados, de los cuales cinco son de personas en condición crítica.

“Hay agrupaciones especializadas que se encargan de los traslados. Hay equipos regionales también. Hemos hecho traslados aéreos y acuáticos. Ningún paciente ha fallecido en un traslado y ningún trabajador se ha infectado. Cuidamos cada detalle”, manifestó.

Según el Centro de Operaciones (COV-19), de marzo al 3 de diciembre de 2020 se han realizado 2.460 traslados, de estos, 789 misiones corresponden a envíos realizados por el equipo de Primera Respuesta de Intervención Médica Especializada (PRIME) y 1.671 los realizaron las Agrupaciones Regionales de Traslado Especializado (ARTE).

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.