Por: Monserrath Vargas L. 22 junio, 2016

¿Cuál es su principal reto como profesor al enfrentarse con millennials ?

El principal reto es la irreverencia de los millennials , ellos llevan la contraria. Siempre han sido así los jóvenes, la diferencia es que ahora tienen razón. Eso es difícil de gestionar, los profesores estamos acostumbrados a tener razón, a ser los dueños de la clase y no nos gusta que nadie nos cuestione. Pero he aprendido en años de trabajar con millennials que es enriquecedor, para nosotros y para las universidades, admitir que los alumnos saben más que uno.

¿Cómo pueden aprender otras generaciones de esa irreverencia de los millennials y cómo podrían aportar desde su propia experiencia?

En las empresas no está siendo fácil entre los millennials y otras generaciones. Los directivos de las compañías deben saber que los millennials tienen la fórmula mágica para el mundo que viene. Un mundo en el que es muy fácil cambiar, ellos saben cómo hacerlo. Esta generación sabe cómo reinventar todas las industrias; es un cambio que es bueno, porque nos permite viajar de otro modo, acceder a servicios y bienes que nunca hubiéramos soñado. El secreto es no convertir esto en una batalla entre generaciones, sino cómo seguimos trabajando juntos.

¿La fórmula mágica consiste en atreverse o hay otros ingredientes que se le añaden?

La fórmula mágica para mí tiene tres “C”. Hay que atreverse a crear cosas nuevas, reinventarse. La segunda “C ” es la de cambiar: de ciudad, de trabajo, de profesión, de sector; cambiar es la forma para mantenerse, aunque parezca incongruente. La última “C” tiene que ver con la ciencia y la complejidad del momento. Vivimos en un algoritmo. Hay que entenderlo. Si no lo entendemos, si no estudiamos, si no sabemos que detrás de eso hay ciencia, nos sentiremos como nuestros padres cuando oían a alguien hablar en inglés. No entendían nada.

Etiquetado como: