Irene Rodríguez. 3 septiembre
Es vital vigilar las actividades que los menores realizan en casa y evitar dejar utensilios calientes a su alcance. Fotografía: Shutterstuck
Es vital vigilar las actividades que los menores realizan en casa y evitar dejar utensilios calientes a su alcance. Fotografía: Shutterstuck

La situación de emergencia por la covid-19 obligó a una mayor permanencia de las familias en el hogar lo que ha coincidido con un aumento de menores que son víctimas de quemaduras.

Datos del Hospital Nacional de Niños (HNN) señalan que, solo en los primeros seis meses del año, este centro médico había atendido 176 menores quemados. A esto habría que sumarle los que han sido atendidos en otros centros de salud, tanto públicos como privados.

“Si hacemos proyecciones de cómo estaríamos cerrando el año, este 2020 tendríamos, en 12 meses, el equivalente a lo que normalmente se ve en 14 meses”, explicó Carlos Siri, jefe de la Unidad de Quemados del HNN y representante de la Asociación Sobreviviendo a Quemaduras (Asoquem).

El 70% de los afectados tienen menos de cinco años, el 60% son hombres y el 40% mujeres.

El 50% de estas quemaduras se producen en la cocina. La causa principal de estas lesiones son los líquidos calientes, seis de cada diez son causadas por estos.

Cables y extensiones eléctricas en mal estado, baños con agua a altas temperaturas, utensilios de cocina calientes, pólvora y alimentos “extremadamente calientes” son otras causas.

“Los niños están en el hogar, en el sitio donde más ocurren este tipo de lesiones, pareciera que están menos protegidos que en la escuela. Debemos poner atención a qué están haciendo las familias, los adultos responsables de estos menores. Los datos nos dicen que el 80% de las quemaduras ocurrieron en presencia de un adulto, que se supone debería estar pendiente”, expresó Siri.

Gladys Jiménez, presidenta del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) es de la misma opinión: “de manera errónea les hemos llamado ’accidentes’, pero no lo son, esto es negligencia o descuido por parte de los adultos que están a cargo de estos niños”.

Prevención

A partir de este jueves 3 de setiembre y durante un mes, la campaña “Una quemadura puede prevenirse” brindará consejos a través de la página de Internet www.prevengamosquemaduras.com.

Allí se pueden encontrar consejos, videos con recomendaciones e incluso hacer un test para saber si su hogar es seguro para evitar quemaduras. Además, hay indicaciones para saber qué hacer si el menor se quema.

Dentro de los consejos que dan los especialistas están:

- Mantenga la supervisión de sus hijos en todo momento.

- Supervise el estado de los cables y tomacorrientes. No deje sus objetos eléctricos con cables que las niñas y niños puedan jalar. Los enchufes deben permanecer cubiertos.

- A la hora del baño de los bebés, recuerde que el agua debe estar tibia y no caliente. Coloque la tina sobre una superficie estable, no sobre la cama.

- Establezca zonas prohibidas para la estadía de los niños y vigile que efectivamente nunca estén cerca de áreas como la cocina, mesas con líquidos calientes, motores, etc.

- Nunca cocine, planche o sostenga líquidos calientes mientras carga a una niña o niño.

- Gire los mangos de ollas y sartenes de manera que los menores no puedan alcanzarlas.

- Mantenga los dispositivos que generan calor como planchas de pelo y secadoras fuera del alcance de los niños.

- No deje que sus hijos jueguen ni estén cerca de la pólvora.

- Pruebe la temperatura de los alimentos antes de dárselos a los niños.

¿Qué hacer si un menor se quema?

Estas son las recomendaciones que brinda el HNN:

- Retire toda ropa y accesorio que hagan contacto con la zona afectada.

- Coloque el área afectada bajo un chorro de agua fría por 15 minutos.

- Cubra la quemadura con un paño o sábana limpia.

- Llame al 911 o traslade al pequeño al centro médico más cercano.

“En caso de una emergencia por quemadura los adultos deben acudir al centro de salud para que la niña o niño sea valorado y tratado correctamente. Nunca deben utilizar remedios caseros como pasta de dientes, café o aloe”, concluyó Siri.