13 diciembre, 2014

Quito, Ecuador. El Comercio/GDA Refrescar, energizar y desintoxicar el cuerpo son algunas de las propiedades de las bebidas conocidas como detox , que resultan de la mezcla de frutas y vegetales.

La oferta es variada: hay desde infusiones a base de agua, hasta smoothies (con hielo picado) y jugos puros, que concentran la pulpa y el líquido natural de los frutos. Los hay endulzados con miel o con edulcorante natural (Stevia rebaudiana) , pero nunca con azúcar, porque su objetivo principal es limpiar el organismo.

Aunque todos cumplen la función básica de eliminar las toxinas, los hay mayoritariamente verdes o rojizos.

Obviamente, el color de la bebida varía de acuerdo con los ingredientes. Los verdes, por ejemplo, poseen apio, manzana verde y menta. El rojo, en cambio, es hecho a base de remolacha, lo que le da esa tonalidad.

Elegir el jugo depende de la preferencia de sabores, aunque ciertas frutas o vegetales otorgan ciertos beneficios. El jugo rojo, por ejemplo, es ideal para reducir la hinchazón durante el periodo menstrual.

El refresco de limón también se considera un digestivo. El limón puede complementarse con albahaca para mejores resultados. | ARCHIVO
El refresco de limón también se considera un digestivo. El limón puede complementarse con albahaca para mejores resultados. | ARCHIVO

Cabe destacar que todos estos jugos ayudan si se toman a cualquier hora del día, pero funcionan mejor si son tomados en ayunas y se complementan con un alimento ligero por la mañana.

Algunos expertos aclaran que, al tomar estas bebidas, el objetivo no debe ser la pérdida de peso. “La reducción de medidas es algo que pasará como consecuencia de la desintoxicación del cuerpo, pero no deben tomarse con ese propósito, pues se podrían cometer errores de alimentación”.

Una de las infusiones preferidas por los clientes es una limonada de albahaca. Sin embargo, hay otras alternativas, como la bebida de flor de Jamaica, que, mezclada con fresas, tiene un sabor entre dulce y ácido.

Además de estas opciones frías, que se pueden servir con hielo, hay bebidas calientes que cumplen la misma función.

Todo depende de los gustos del consumidor en el momento de elegir la temperatura.

Bethsy Buitrón, propietaria de Camellias Tea, dice que si bien estas bebidas son populares por su capacidad de desintoxicar, también disminuyen la retención de líquidos, combaten la hinchazón, ayudan a la circulación y algunas pueden atenuar el estrés.

El fresco de sandía se recomienda como diurético. El hielo picado va mezclado con la sandía y un toque de menta en esta bebida. Es excelente para acompañar las comidas. Es una gran fuente vitaminas A y C, como de licopeno.

La flor de jamaica es un gran depurante natural y funciona como astringente. Ayuda a combatir los cálculos y la migraña. El refresco de limón también se considera un digestivo. Su sabor es una combinación entre ácido y cítrico. El limón se complementa con la albahaca. Se sirve con una tajada de limón. Ayuda a la digestión y es ideal para quienes sufren de retención de líquidos.

Finalmente, están las bebidas con menta, que se consideran relajantes. La menta se fusiona con el té verde, creando un brebaje antioxidante. Es ideal para devolver el equilibrio y el balance. Es relajante y, mezclado con hielo, también refresca mucho.