Irene Rodríguez. 1 febrero, 2018
Christian Marín Muller, director ejecutivo de Speratum, ganó este jueves el concurso Health Innovation en Holanda. El premio son 2.500 euros (¢1,8 millones) en asesoría legal para la empresa. Fotografía cortesía de Christian Marín
Christian Marín Muller, director ejecutivo de Speratum, ganó este jueves el concurso Health Innovation en Holanda. El premio son 2.500 euros (¢1,8 millones) en asesoría legal para la empresa. Fotografía cortesía de Christian Marín

La empresa costarricense Speratum, que busca desarrollar tratamientos para el cáncer de páncreas, hígado y ovario, ganó el primer lugar en el concurso internacional Innovation for Health, que se desarrolló en Holanda.

El premio consiste en 2500 euros (cerca de ¢1,8 millones) de apoyo legal para la empresa.

Sin embargo, para Christian Marín Muller, director ejecutivo de la compañía, lo más importante, más allá del dinero, es que esto los reconoce como la empresa más innovadora de Holanda.

Desde esta semana Speratum tiene un laboratorio en la Torre de Ciencia de Róterdam en Holanda, donde buscan desarrollar, a partir del año entrante, ensayos clínicos en seres humanos con miras a probar sus tratamientos.

Ganar el primer lugar en este concurso no fue fácil. Para poder competir debían tener apoyo del InnovationQuarter en Holanda, una organización gubernamental dedicada a atraer talento del exterior al oeste del país europeo.

Posteriormente, junto con otras 100 empresas de innovación en salud debieron hacer un pitch (una presentación de cinco minutos contando la importancia de su idea y el problema que busca resolver).

De ese proceso se seleccionaron 11 compañías de diversas áreas de innovación biomédica, como dispositivos médicos, biotecnología, nanotecnología, entre otros.

A la izquierda, Allan Boruchowicz, de la aceleradora de negocios Carao Ventures, quien ha sido clave para que Christian Marín y Marianne Hütt desarrollen su empresa en búsqueda de soluciones contra el cáncer.
A la izquierda, Allan Boruchowicz, de la aceleradora de negocios Carao Ventures, quien ha sido clave para que Christian Marín y Marianne Hütt desarrollen su empresa en búsqueda de soluciones contra el cáncer.

Esas 11 instituciones hacían un nuevo pitch ante un jurado y ellos seleccionaban a dos compañías.

Speratum quedó seleccionada junto con una empresa que busca crear una prótesis de pie robotizada que permita a gente sin piernas caminar con facilidad.

Las dos finalistas presentaron su idea ante 600 personas este jueves y ellos votaron por la que más les gustaba. Speratum obtuvo el 64% de los votos.

"Con este reconocimiento catapultamos nuestra llegada a Europa y traeremos muchas oportunidades de vuelta a Costa Rica", señaló Marín.

La empresa Speratum trabaja con una molécula que tiene propiedades terapéuticas contra tumores en el páncreas, hígado y ovario.

La molécula se llama MIR198 y es un micro ARN (molécula que regula la expresión genética). Su labor es controlar otras moléculas de micro ARN.

Fue descubierta por Marín en el 2013 mientras realizaba su investigación en cáncer de páncreas en el Baylor College of Medicine en Texas (EE. UU.).

Posteriormente, al regresar al país y fundar la compañía científica, los trabajos indicaron el potencial para tratar el cáncer de hígado y ovario.

Desde ese entonces han contado con el apoyo de la aceleradora de negocios Carao Ventures.

¿Cómo puede una misma molécula servir para tres tipos de cáncer en zonas tan distantes y con comportamientos tan diferentes? En una entrevista anterior, Osvaldo Vega, ingeniero en biotecnología e investigador, explicó que estos males tienen más en común de lo que parece.

“Generalmente pensamos en el cáncer como una ubicación, pero no es algo de la zona donde está, es una enfermedad de sistemas. Son tipos de cáncer con similitudes a nivel celular. Hay procesos en las proteínas que pueden llevar a las células a perder el control. Puede ser que haya dos zonas muy diferentes del cuerpo que funcionen de manera muy diferente, pero que el proceso de descontrol de la célula para llegar al cáncer sí sea muy similar. Por eso es que esta molécula sí es válida para tipos tan diversos de cáncer”, indicó el especialista en aquel entonces.

Trabajo activo

Este 2017 la compañía se concentrará tanto en Costa Rica como en Holanda.

"Ahora comenzamos el proceso de establecer operaciones acá (en Holanda): comprar equipos e insumos y continuar la recaudación de fondos para poder acelerar el proceso y llegar a la meta más rápido", aseguró Marín.

Y añadió: "Mientras tanto en Costa Rica estaremos certificando el laboratorio con un subsidio del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT). Seguimos avanzando en la tecnología con el apoyo de Laboratorio Nacional de Nanotecnología (Lanotec) y del Centro Nacional de Biotecnología (CENIBiot) (ambas instancias del Centro Nacional de Alta Tecnología (CENAT) del Consejo Nacional de Rectores (Conare))".

La idea, según dijo, es desarrollar nueva propiedad intelectual. Entre los planes está un producto para tratar el cáncer en mascotas, del cual esperan lanzar el ensayo clínico en Costa Rica a mediados de este 2018.

Speratum, que comenzó con solo dos personas, ya suma 14 profesionales de diferentes áreas: biotecnólogos, nanotecnólogos, veterinarios, ingenieros, químicos, microbiólogos, y médicos.