Irene Rodríguez. 10 diciembre, 2014
Este bebé fue atendido por virus respiratorio el año pasado en el Hospital de Niños. | ARCHIVO/ALBERT MARÍN
Este bebé fue atendido por virus respiratorio el año pasado en el Hospital de Niños. | ARCHIVO/ALBERT MARÍN

Los padres que desean saber si su hijo tiene una discapacidad auditiva, su tipo e intensidad, pueden hacerle un tamizaje completo desde que es un recién nacido.

El Centro Auditivo Pediátrico J. R. Sánchez Audiología ya puede dar diagnóstico y rehabilitación a niños con incluso horas de nacidos.

Esto es posible gracias a la Ley 9142 Tamizaje Auditivo Neonatal Universal que entró en vigencia en julio pasado.

El centro cuenta con una certificación de la empresa suiza Phonak para diagnóstico, tratamiento y rehabilitación.

"En Costa Rica, de 70.000 niños que nacen, 350 tienen una discapacidad auditiva. Nuestra misión es darles herramientas para que lleven una vida normal y sin problemas", comentó José Sánchez, director del centro auditivo.

Para la audióloga Gerardina Ramírez, es vital que los niños tengan un tipo de análisis especial. "La atención que se le da a un adulto es muy diferente. Los niños necesitan equipo y pruebas especiales. Los que son ya más grandes, también necesitan un espacio que no parezca consultorio sino sala de juegos", aseguró.

La prueba de detección para saber si hay problemas auditivos o no, tiene un costo aproximado de ¢30.000. La batería completa, que determina el tipo de discapacidad, intensidad y tratamiento, cuesta unos ¢80.000.