Irene Rodríguez. 5 marzo
La vacuna contra covid-19 de las empresas Pfizer y BioNTech debe permanecer a temperaturas por debajo de los 0 grados Celsius, por eso requiere congeladores de ultrabaja temperatura para su conservación. Fotografía: Ahmad Gharabili / AFP
La vacuna contra covid-19 de las empresas Pfizer y BioNTech debe permanecer a temperaturas por debajo de los 0 grados Celsius, por eso requiere congeladores de ultrabaja temperatura para su conservación. Fotografía: Ahmad Gharabili / AFP

Los 14 congeladores de ultrabaja temperatura para almacenar las vacunas contra la covid-19 ya comenzaron a distribuirse en los centros de salud seleccionados.

Así lo dio a conocer la mañana de este viernes Esteban Vega de la O, gerente de Logística de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Estos equipos llegaron a suelo tico el miércoles pasado, y primero pasaron por evaluaciones regulatorias en el puerto de Caldera, antes de ser enviadas al almacén fiscal.

Costa Rica adquirió 13 congeladores de 550 litros de capacidad y uno con capacidad de 750 litros. Estos podrían almacenar hasta un millón de dosis de vacunas contra la covid-19 de las empresas Pfizer y BioNTech.

“Hoy se inició la entrega en varios de los 14 puntos con los ultracongeladores”, informó Vega.

De acuerdo con los datos disponibles a finales de año, estos equipos se colocarán en las áreas de salud de Montes de Oca, Mora, Pérez Zeledón, Desamparados, El Guarco y Golfito. También en los hospitales de Limón, Guápiles, San Carlos, Heredia, Alajuela y Nicoya.

No obstante, el funcionamiento de estos equipos no comenzará de inmediato.

La primera etapa, dijo Vega, consiste en la entrega de los congeladores. La semana entrante se tiene previsto la verificación de los productos para asegurar de que todo esté en orden.

Una vez cumplido este paso comienza un proceso de capacitación para que las personas que utilizarán el equipo sepan cómo manipularlo.

“Esto permitirá acercar las vacunas a la gente”, manifestó Vega.

Este equipo de ultracongelación debió adquirirse porque esta vacuna es la primera en requerir temperaturas diez veces menores a las de una vacuna regular. Normalmente, un producto como estos debe permanecer entre 2° C y 8° C.

Sin embargo, estos inyectables requieren estar a -70° C.

En las últimas semanas, la empresa Pfizer indicó que el producto podría resistir también a -20° C, sin embargo, la CCSS tampoco tenía equipos para asegurar esa condición.

Distribución de dosis

Vega explicó además, que de las 386.295 dosis de la vacuna que han llegado al país, 230.989 ya fueron distribuidas y su aplicación se mantiene a una velocidad constante, de acuerdo con la composición de la población de cada comunidad.

“Se ha garantizado el adecuado almacenamiento, conservación y distribución de una vacuna con todas las particularidades como las que esta tiene”, expuso el jerarca.

Hasta el momento, más de 52.000 personas han recibido su esquema completo de dos dosis y más de 20.000 están a la espera de la segunda dosis.

Para Mario Ruiz Cubillo, gerente médico de la CCSS, esta es una de las herramientas más poderosas que tiene el país para el combate a la pandemia, pero el proceso no es rápido.

“Pedimos a todas las personas solidaridad y el respeto al proceso de vacunación, entendiendo que su avance es distinto en cada área de salud”, resaltó Ruiz.

Reiteró a los ciudadanos el pedido para que, si encuentran anomalías en este proceso, las denuncien inmediatamente para tomar las medidas que correspondan.