16 diciembre, 2014

Washington

Los cigarrillos electrónicos son más populares que los tradicionales de tabaco entre los adolescentes estadounidenses, reveló la encuesta anual de consumo de drogas del gobierno de Estados Unidos.

A pesar de que el consumo de tabaco entre los jóvenes cayó, el uso de cigarrillos electrónicos subió y alcanzó niveles que sorprendieron a los investigadores. Esta es la primera vez que la encuesta busca medir el consumo de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes, en Estados Unidos.

Casi un 9% de los estudiantes de octavo grado dijo que habían usado un cigarrillo electrónico durante el mes anterior -en noviembre-; mientras solo un 4% dijo haber fumado un cigarrillo tradicional, según el informe por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) .

Sin embargo, el uso de los cigarrillos elecrónicos aumenta con la edad: alrededor del 16% de los estudiantes de décimo grado ya había usado un cigarrillo electrónico, así como, un 17% de los estudiantes de secundaria.

La misma tendencia se observó en el consumo de cigarrillos de tabaco: un 7% de los estudiantes de décimo grado y un 14% de los estudiantes de duodécimo grado fumaron.

"Me preocupa que el enorme progreso contra el tabaquismo que hemos hecho en las últimas casi dos décadas podría revertirse con la introducción de los cigarrillos electrónicos", dijo el profesor de la Universidad de Michigan Lloyd Johnston, quien lideró la encuesta anual entre más de 41.000 estudiantes.

El cigarrillo electrónico se diferencia de los convencionales en que solo produce vapor con nicotina, sin químicos adicionales. Sin embargo, la ciencia no ha determinado si pueden causar más daños a la salud. | ARCHIVO
El cigarrillo electrónico se diferencia de los convencionales en que solo produce vapor con nicotina, sin químicos adicionales. Sin embargo, la ciencia no ha determinado si pueden causar más daños a la salud. | ARCHIVO

Los cigarrillos electrónicos son descritos frecuentemente como una alternativa menos nociva que los cigarrillos regulares entre quienes no pueden o no quieren dejar de fumar.

Los dispositivos funcionan con baterías y producen vapor cargado con nicotina, que aunque es adictiva no contiene los mismos productos químicos y el alquitrán de los cigarrillos comunes.

¿Curiosidad o hábito? Como la encuesta no preguntó sobre el uso repetido de estos cigarrillos, los adolescentes podrían haber hecho un uso casual por curiosidad.

Sin embargo, entre un 4 y un 7% de los estudiantes quienes probaron los cigarrillos electrónicos dijeron que nunca habían fumado uno de tabaco, informó el profesor de la Universidad de Michigan Richard Miech, investigador principal del estudio.

"Deben creer que los cigarrillos electrónicos son fundamentalmente diferentes", opinó.

Otros resultados de la encuesta son los siguientes:

Marihuana: el consumo de marihuana pareció estabilizarse después de aumentos recientes, de hecho, un 6,5% de los estudiantes de octavo grado informaron haberla consumido en el mes anterior, así como, un 17% de los estudiantes de décimo grado y un 21% de los estudiantes de duodécimo grado. Además, casi un 6% de los estudiantes de doceavo grado reportaron fumar marihuana diariamente.

Alcohol: casi uno de cada cinco estudiantes de duodécimo grado reportaron consumo excesivo de alcohol, definido como la ingesta de cinco o más bebidas consecutivas en las dos semanas anteriores a la encuesta. Este dato representa una baja frente al resultado de uno de cada cuatro estudiantes de secundaria, registrado en el 2009.

Analgésicos: el abuso de analgésicos recetados está cayendo, un 6% de los estudiantes de secundaria reportaron haber usado este fármaco sin supervisión médica en el último año; en el 2014, esta cifra llegó a un 9,5%.