Irene Rodríguez. 22 mayo
La tiroides es la glándula que controla el metabolismo.
La tiroides es la glándula que controla el metabolismo.

La incidencia (número de casos nuevos por año) de cáncer de tiroides entre las mujeres costarricenses aumentó casi cinco veces en 25 años.

Esta es una de las conclusiones que obtuvo Raquel Rivera Meza en su investigación Incidencia y mortalidad del cáncer de tiroides de 1990 al 2014, la cual contó con el apoyo de la Unidad de Investigación de la Universidad Hispanoamericana. El documento fue su tesis de licenciatura y además sus conclusiones fueron expuestas en la revista Acta Médica.

La tiroides es la glándula que regula el metabolismo y es responsable de procesos en todos los órganos.

De acuerdo con el análisis de Rivera, que tomó los datos del Registro Nacional de Tumores (RNT), mientras que en el quinquenio de 1990-1994 la incidencia fue de 4,83 casos por cada 100.000 mujeres, para el quinquenio 2010-2014 (quinquenio más reciente hasta el momento) estos datos estuvieron cerca de quintuplicarse, al ubicarse en 23,2 por cada 100.000 mujeres.

Las estadísticas del RNT señalan que los tumores tiroideos se convirtieron en el cuarto cáncer más común en las mujeres (después de piel, mama y cérvix) y superó al cáncer de estómago.

Este panorama es muy diferente para los hombres, en quienes la incidencia pasó de 0,87 casos por cada 100.000 hombres entre 1990 y 1994 a 2,5 casos entre 2010 y 2014.

¿A qué se debe esto? Sobre el aumento de casos, la publicación destaca: “en los últimos años ha ido en aumento y se considera que esto obedece a un diagnóstico más temprano y al reconocimiento de las manifestaciones propias de esta enfermedad ”.

¿Por qué se observa principalmente en mujeres? Aún no hay una respuesta precisa para eso. Incluso, es algo que se estudia a nivel mundial, ya que esta predilección por el sexo femenino se ve en todos los países del mundo. La literatura médica internacional explica que por cada varón se detectan 3 mujeres con cáncer de tiroides. Costa Rica no es la excepción.

“La población con más casos nuevos por cáncer de tiroides corresponde al sexo femenino, con un total de 6.221 casos (en los 25 años del estudio), una tasa de 63,6 casos por 100.000 mujeres para el período de estudio, mientras que para la población masculina se obtuvieron 1.044 casos, una tasa de 10,4 por 100.000 hombres” indicó Rivera.

El epidemiólogo Ronald Evans, coordinador de la Unidad de Investigación de la Universidad Hispanoamericana, añadió: “aunque las pocas muertes que se ven ocurren en adultos mayores, los casos se observan en mujeres más jóvenes, muchas en edades productivas, el rango de edad con más incidencia es entre 45 y 59 años”.

Uno de los problemas de este cáncer es que, como muchos otros, comienza de forma muy silenciosa. La única herramienta preventiva es el palparse el cuello para intentar detectar algún tipo de “pelotita” o inflamación, aseguran los especialistas.

Cáncer de tiroides en Costa Rica

La cantidad de casos nuevos de cáncer de tiroides aumenta de forma constante. Este estudio analizó los datos entre 1990 y 2014.

FUENTE: ACTA MÉDICA    || E.J. / LA NACIÓN.

La mortalidad por este tipo de cáncer también va en aumento, pero de manera más leve. Además, este es uno de los tumores menos mortales.

Las muertes por cáncer de tiroides consisten el 0,54% de las muertes por cáncer y el 0,11% de las causas de muerte total en Costa Rica, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC).

“Son muy pocas las personas que mueren por este cáncer, si vemos todo el período de estudio fueron 382 defunciones en los 25 años”, apuntó Evans.

El grupo de edad con mayor mortalidad es de mayores de 60 años. En este caso, también se ve que por cada muerte de un hombre se da el fallecimiento de tres mujeres.

Crecimiento

Cifras en muertes por cada 100.000 habitantes

FUENTE: ACTA MÉDICA    || E.J. / LA NACIÓN.

Mayor impacto en el Valle Central

Una de las particularidades de este cáncer es que es poco frecuente en provincias costeras como Limón, Guanacaste y Puntarenas y sucede todo lo contrario en San José, Heredia, Alajuela y Cartago.

Por ejemplo, mientras que en las provincias del Valle Central la incidencia está cercana a 20 casos por cada 100.000 habitantes cada año, en las costeras no llega a los 10 casos por cada 100.000 habitantes.

Lo mismo sucede con la mortalidad. Cartago es la provincia con mayor mortalidad, seguida de Heredia y San José, mientras que Guanacaste y Limón son las que tienen menor mortalidad.

¿A qué se deben este comportamiento? El estudio no lo exploró, por lo que hacen falta mayores investigaciones sobre las características geográficas de esta enfermedad para poder determinar posibles factores de riesgo.