Irene Rodríguez. 10 septiembre, 2014

"El bullying ya está causando muerte. Hemos registrado 21 suicidios en jóvenes entre 15 y 24 años por esta causa en los últimos tres años. En lo que va del año, siete intentos de suicidio en niños entre los 10 y los 14 años. Como sociedad tenemos todo un reto de evitar el matonismo".

Con estas palabras, la viceministra de salud, Maía Esther Anchía, dijo lo fuerte que puede ser el matonismo o bullying en la salud emocional de los jóvenes, al punto de provocarles el deseo de quitarse la vida.

Las víctimas de bullying no sufren las secuelas solo mientras viven el acoso a manos de sus compañeros. Más de 40 años después las consecuencias persisten. | ARCHIVO
Las víctimas de bullying no sufren las secuelas solo mientras viven el acoso a manos de sus compañeros. Más de 40 años después las consecuencias persisten. | ARCHIVO

Sus declaraciones se dieron en el marco del Día Mundial de la Prevención del Suicidio.

Datos brindados por el Ministerio de Salud este miércoles señalan que el 34,8% de los intentos de suicidio se dan en personas entre los 15 y los 24 años, siendo este el grupo de edad con más intentos de suicidio.

"Esto es algo que no tiene edad. Hemos visto intentos de suicidio desde los cinco años y niños que se han quitado la vida a los 10", manifestó Allan Rímola, director de la Secretaría Nacional de Salud Mental.

Rímola agregó que los padres pueden detectar ciertas señales en los jóvenes, como aislamiento, tristeza, problemas con drogas, baja repentina del rendimiento académico, el querer dejar una lista de cosas a familiares y amigos, y el recordar a las personas lo importante que son para él.

Destacó que las mujeres intentan más quitarse la vida, pero los hombres lo logran más. Por ejemplo, entre 2010 y 2013, el 59,2% de intentos de suicidio fue en mujeres, pero el 85,8% de los suicidios efectivos fueron en hombres.

"Tenemos que atacar esto. Son muertes prematuras completamente prevenibles, y esto ya constituye un problema de salud pública", alertó Anchía.