15 agosto, 2009
 Esta visión de astronautas regresando a la Luna en el 2020 podría no ser una realidad si la NASA no recibe más dinero para el proyecto. | ARCHIVO
Esta visión de astronautas regresando a la Luna en el 2020 podría no ser una realidad si la NASA no recibe más dinero para el proyecto. | ARCHIVO

El presupuesto que la agencia espacial estadounidense NASA asigna al propósito de buscar el regreso del hombre a la Luna es insuficiente para lograr este objetivo en el año 2020, según un análisis de expertos independientes.

Estos profesionales –quienes forman la Comisión de Planes para Viajes Espaciales Tripulados – presentarán un informe al presidente de EE. UU., Barack Obama, a finales de este mes.

Sin embargo, ya adelantaron en una conferencia pública en Washington cubierta por The Washington Post y The New York Times algunas conclusiones.

La comisión está formada, entre otros, por la exastronauta Sally Ride y Norman Augustine, de la compañía de aviación y astronáutica Lockheed.

Además de indicar que los $17.000 millones al año asignados a la NASA serán insuficientes para lograr el regreso de estadounidenses a la Luna en el 2020, esta Comisión cuestiona si una base permanente en el satélite natural de la Tierra debería estar entre los planes espaciales de ese país.

Según explicaron, la NASA debería preocuparse más bien por ir a lo que calificaron de “espacio profundo”, mencionando específicamente asteroides cercanos a la Tierra y Fobos, una de las lunas del planeta Marte.

Ir a Marte también está en los planes de la NASA, pero esa misión se concretaría en el 2030, según el cronograma actual.

A pesar de esto, Norman Augustine señaló que desde hace años la NASA lidia con “tener objetivos que cumplir, pero sin los recursos para llevarlos a cabo”. “No queremos participar en eso y por eso decimos cómo es”, añadió.

Limitaciones. El presidente Barack Obama decidió hace varios meses evaluar todo el programa “Constelación”, con sus misiones a la Luna y Marte. El Gobierno pretende ahorrar entre el 2011 y el 2013 unos $3.500 millones del proyecto.

Además, desde el 2005 el Congreso de Estados Unidos encargó a la agencia espacial descubrir y vigilar hasta el año 2020 el 90% de los asteroides grandes cercanos a la Tierra. Sin embargo, se omitió poner a disposición de la NASA los medios necesarios para hacerlo, según señaló un informe de la Academia Nacional de Ciencias.