Lucía Astorga. 26 diciembre, 2019

La ruptura de la carreta que jalaba un búfalo durante el recorrido del Tope Nacional, habría generado que el animal perdiera el control y se abalanzara contra un grupo de espectadores, que disfrutaba del evento desde una de las aceras de la capital, San José.

Así lo aseguró Leonardo Araya Montero, presidente de la Comisión de Fiestas de San José, ante consultas de La Nación.

Un búfalo se salió de control mientras desfilaba en el Tope Nacional y se abalanzó hacia los asistentes, por lo que tuvo que ser controlado y retirado del evento. Foto: Facebook Senasa
Un búfalo se salió de control mientras desfilaba en el Tope Nacional y se abalanzó hacia los asistentes, por lo que tuvo que ser controlado y retirado del evento. Foto: Facebook Senasa

“Lo que hace que el animal camine de manera horizontal es la carreta, entonces el búfalo no puede controlar hacia donde se va y (por ello) terminó dirigiéndose hacia un grupo de personas”, indicó.

Cuatro personas habrían sido golpeadas por el animal, de acuerdo con el vocero, todas ellas fueron atendidas en el sitio, sin presentar una afectación grave, por lo que no tuvieron que ser trasladadas a un centro médico.

Araya rechazó versiones de que el animal estuviera alterado y aseguró que de haber sido ese el caso, el resultado habría sido lamentable.

“Si se hubiese encontrado en un estado de alteración, mata a las personas, porque los búfalos son animales muy dóciles, pero sin orientación y en un estado diferente, hubiese aplastado a la gente, seguido y nadie lo para. Eso no fue lo que pasó”, explicó.

Los hechos se habrían presentado en calle 11, entre las avenidas 10 y 8, de acuerdo con Rodney Zúñiga, coordinador del puesto de mando del tope, por parte de la Municipalidad de San José.

Según el funcionario, el animal era propiedad de un participante individual, cuya identidad no fue posible obtener. Era parte de uno de los grupos que sale antes del grueso de los caballistas.

A la escena se presentaron funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), quienes evaluaron al animal y decidieron que era mejor que fuera retirado del evento, luego de mantenerlo aislado entre unos 40 y 45 minutos.

“Lo dejamos en reposo a un lado donde los caballos no lo molestaran, esperando a que se tranquilizara, se decidió sacarlo del recorrido para evitar cualquier accidente”, indicó el médico veterinario Juan Luis Hernández. Entre 40-45 minutos aislado

“Hicimos que la Fuerza Pública interrumpiera el recorrido del tope para sacarlo, sin ningún problema”, añadió.

Según explicó Hernández, los búfalos son animales acostumbrados a realizar trabajos de campo, particularmente labores de carga, por lo que están acostumbrados a jalar carruajes como el que se quebró durante la celebración del topa.

Son animales muy dóciles. Cuando estuvo aislado estuvo tranquilo, incluso se acostó en el piso.

Antes del recorrido, personal de Senasa inspeccionó los arneses y la condición del animal; en ese momento determinaron que no presentaba inconveniente alguno que evitara su participación en el Tope Nacional.