20 agosto, 2006

Un pequeño diente, de poco menos de dos centímetros de ancho, ha revelado que, durante el período Mioceno, en el Pacífico sur de Costa Rica habitó un Desmostylus hesperus , mamífero anfibio que estuvo emparentado con los manatíes y los elefantes de hoy.

Aunque el período del Mioceno se extiende desde hace 23 millones de años hasta hace 5 millones de años, el ejemplar al que perteneció el diente probablemente vivió entre 7 millones y 5 millones de años atrás, según revela la posición en los sedimentos estratificados en los que la geóloga Ana Lucía Valerio y el paleontólogo y geólogo César Laurito hallaron el fósil.

"Es el vertebrado terrestre más antiguo que se ha descrito en el territorio costarricense", manifestó Laurito .

Antes de este hallazgo, un Rhyncotherium blicki , un mastodonte apodado Sinfo , ostentaba el título de ser el vertebrado más antiguo encontrado: vivió entre 4 millones y 5 millones de años atrás.

Además de sorprender por su antigüedad, el hallazgo del fósil del Desmostylus hesperus ubica por primera vez en la región tropical a este curioso animal.

Hasta ahora, los pocos fósiles de este mamífero habían sido hallados en Japón, en Siberia (Rusia), en Oregon y California (Estados Unidos), y en el estado de Baja California (México).

Sin embargo, la peculiar estructura del diente del animal, conformado por varias columnas que se unen como un racimo, señala que el fósil perteneció a uno de ellos.

Dos autoridades mundiales en la especie, los estadounidenses Daryl Domning, del Museo de Historia Natural del Instituto Smithsonian, y Brian Beatty, de la Universidad de Chicago, han confirmado el hallazgo, explicaron Laurito y Valerio.

¿Qué hacía una especie que vivía en aguas y tierras frías en suelo costarricense? Según Laurito, podría ser que durante el Mioceno haya existido una corriente de agua fría que llegaba hasta el trópico.

El animal. El Desmostylus hesperus pertenece a un orden extinto de mamíferos marinos, los Desmostylia . Estos fueron descritos por primera vez, en 1888, por el estadounidense Othniel Charles Marsh.

Eran animales robustos, parecidos a un oso polar, explicó Laurito.

Su masivo cuerpo (de unos 1,8 metros de largo por 1,5 metros de alto) debía ser soportado por sus cortas extremidades. Por ello se cree que este mamífero pasaba gran parte de su tiempo en el agua.

"No podrían desplazarse mucho en tierra", explicó el paleontólogo.

En el agua, sus dedos, unidos por membranas, ayudaban al animal a desplazarse.

Capaces de vivir tanto en agua salada como dulce, esos mamíferos se movían en las zonas cercanas al litoral y privilegiaban los estuarios, donde ríos y mar se juntan.

Eran animales herbívoros, y se sospecha que permanecían en manadas, sobre todo con el fin de proteger a las crías.

En Costa Rica. Laurito y Valerio sospechan que el Desmostylus hesperus vivía en un pantano costero.

"Era un ambiente similar al de Sierpe o la laguna de Corcovado", dijo Valerio.

A la orilla del pantano, el ambiente era el de una sabana boscosa, señalaron los científicos.

Era una época cuando el istmo centroamericano aún no se había cerrado. Lo que se observaban eran masas de tierra, como islas, y canales que unían un océano con el otro.

En el Pacífico sur, la actual Osa era una isla. Entre esa isla y la Fila Costeña, lo que había eran pantanos, explicó Laurito.

En esos pantanos, probablemente habitó la familia del Desmostylus hesperus hallado.

El fósil se descubrió en una excavación realizada en enero de este año en el marco de una investigación de ambos científicos adscrita al Museo Nacional.

Empero, solo ahora se lo ha identificado como perteneciente a un Desmostylus hesperus .

En el mismo sitio de excavación, los dos investigadores han hallado fósiles de lo que parecen ser tortugas, armadillos gigantes, cocodrilos, peces y demás criaturas prehistóricas. Laurito y Valerio trabajan en la clasificación de estos fósiles.

También elaboran el informe científico del hallazgo del fósil del Desmostylus hesperus , que será sometido a publicación en la Revista Geológica de América Central .

Esa es una publicación de la Universidad de Costa Rica.