16 marzo, 2016
El viaje de dos horas desde San José hacia las playas del Pacífico central es el más práctico para darse el último baño de sol antes de regresar al trabajo el lunes.
El viaje de dos horas desde San José hacia las playas del Pacífico central es el más práctico para darse el último baño de sol antes de regresar al trabajo el lunes.

Nueva York

Costa Rica se situó como el país más feliz de Latinoamérica, según el Informe de Felicidad Mundial que citó a Dinamarca y Suecia como los más felices del mundo. Siria y Burundi ocuparon los dos últimos lugares.

El Informe de Felicidad Mundial 2016 busca cuantificar la felicidad como manera de lograr que las sociedades sean más saludables y eficientes. Las Naciones Unidas publicaron este estudio por primera vez en 2012.

Así como el año pasado, Islandia, Noruega, Finlandia, Canadá, Holanda, Nueva Zelanda, Australia y Suecia ocuparon los primeros diez lugares.

En el caso de los latinoamericanos, la lista está encabezada por Costa Rica en el lugar 14, seguida de Brasil (17), México (21), Chile (24), Panamá (25), Argentina (26), Uruguay (29), Colombia (31), Guatemala (39), Venezuela (44), El Salvador (46), Nicaragua (48), Ecuador (51), Bolivia (59), Perú (64), Paraguay (70), República Dominicana (89), Honduras (104).

España figura en el lugar 37, mientras Puerto Rico, estado asociado de Estados Unidos, ocupa el puesto 15 detrás de Costa Rica.

Burundi fue el país más infeliz este año (157). Antes que éste aparecen, ocupando los últimos escaños, Siria, Togo, Afganistán y otros seis países de África subsahariana: Benín, Ruanda, Guinea, Liberia, Tanzania y Madagascar.

Al comparar datos de 2005 a 2015, el informe destaca que Grecia, que ha sufrido enormemente por la recesión mundial y ahora enfrenta una grave crisis migratoria, registró la mayor caída en su índice de felicidad.

Estados Unidos, aún a pesar de la clara polarización que ha vivido en su campaña presidencial, superó a varios países de Europa occidental y ocupó el 13º lugar, dos más arriba que el año pasado.

No muy sorpresivamente, Alemania ocupó el puesto 16, Gran Bretaña el 23 y Francia el 32. Pero una serie de reinos de Medio Oriente (Arabia Saudita, Qatar, Kuwait y Bahréin) quedaron por encima de Italia, que se asentó en el 50º lugar.

Los autores indicaron que utilizaron seis factores para explicar la variación de felicidad de los distintos países: PBI per cápita, apoyo social, expectativa de vida, libertad social, generosidad y ausencia de corrupción.

Algunos de los 20 países que cayeron más en su índice de felicidad fueron Egipto, Irán, Jordania, Yemen y Arabia Saudita en Medio Oriente; Japón e India en Asia y Chipre, España, Italia y Grecia en Europa, todos ellos golpeados fuertemente por la crisis económica.

Ucrania, que ha estado inmersa en la violencia desde 2014, también registró una fuerte caída.

En cambio, Islandia e Irlanda son los mejores ejemplos: logran mantener su índice de felicidad intacto a pesar de la crisis económica gracias a los altos niveles de apoyo social que registran, consideró el estudio.