Monserrath Vargas L.. 7 marzo, 2016
José André Vega, último de izquierda a derecha, recibió con emoción la noticia, ya que su sueño siempre había sido ir a la NASA.
José André Vega, último de izquierda a derecha, recibió con emoción la noticia, ya que su sueño siempre había sido ir a la NASA.

“Había soñado muchas veces con ir a la NASA. Desde los cuatro años veía las estrellas, la Luna y me impresionaba demasiado”, relató José André Vega, un joven de 18 años, estudiante del Colegio Técnico Profesional Roberto Gamboa Valverde.

La joven Valeria Salazar recibió la noticia con lágrimas, al igual que su mamá, Yahaira Jiménez (atrás).
La joven Valeria Salazar recibió la noticia con lágrimas, al igual que su mamá, Yahaira Jiménez (atrás).

El muchacho se enteró este lunes de que su sueño pronto será una realidad, ya que él y otros cinco jóvenes (Elian Mora, Valeria Salazar, Daniel Aguilar, Dianna Araya y Celinne Cordero) viajarán en octubre próximo a la Agencia Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA),ubicada en Cabo Cañaveral, Florida, Estados Unidos.

Sandra Cauffman, una ingeniera de origen costarricense, que trabaja en la NASA, extendió la invitación a Fundación Monge, para que seis jóvenes de su programa Soy Cambio asistieran al evento.

Esta iniciativa se enfoca en fomentar el liderazgo estudiantil y la empleabilidad, pues apoya a jóvenes en situaciones de pobreza, entre los 15 y 19 años, para que concluyan sus estudios de secundaria, opten por una carrera técnica y consigan insertarse en el mercado.

¿Qué tiene de novedosa esta misión? “GOES-R marca un gran avance tecnológico en observaciones metereológicas geoestacionarias”, comentó la ingeniera tica en NASA, Sandra Cauffman . Los meteorólogos  están ansiosos de conseguir estos datos porque van a mejorar el pronóstico considerablemente.  Habrá mejora en la resolución espacial (imágenes más claras) y espectral de imágenes.  La cobertura del disco terrestre será mas rápida, antes tomaba casi tres horas obtener una imagen y ahora vamos a poder tomar cuatro imágenes por hora. También llevará a abordo un mapeador de relámpagos (importante para pronosticar tornados).

Emoción. Cauffman, quien dirige la misión GOES-R (Satélite Geostacionario Operacional del medio ambiente) se encargó de comunicar la noticia a los jóvenes seleccionados, por medio de una videollamada.

“Ustedes han puesto su empeño para llegar lejos. Para premiarlos por todos sus esfuerzos y lo que han hecho, quiero invitarlos personalmente al lanzamiento de mi nueva misión, un satélite meteorológico”, aseguró.

Los muchachos y sus padres se mostraron alegres y sorprendidos, algunos de ellos hasta rompieron en llanto.

Una de las más emotivas fue Valeria Salazar, del Colegio Técnico Profesional de Santa Ana. “Tengo mucha felicidad; saber que estoy a un paso pequeño de cumplir un sueño: ir a la NASA, ver un cohete despegar, es algo que uno no se imaginaba”, dijo.

Por su parte, la presidenta de la fundación, María José Monge aseguró: “para nosotros esto significa ver sueños hechos realidad, estos muchachos que a diario enfrentan muchas carencias y desafíos, viajarán al extranjero y verán el lanzamiento de este satélite”.