El Mercurio/ GDA. 27 enero

Santiago, Chile. El agua líquida que alguna vez cubrió la superficie de Marte era rica en minerales y salada, según la reconstrucción de la química presente en el lecho de antiguos lagos que ocuparon el cráter Gale del planeta rojo.

El planeta Marte fotografiado por la NASA
El planeta Marte fotografiado por la NASA

El rover Curiosity, de la NASA, ha obtenido los datos mineralógicos y químicos de depósitos de aquellos lagos, que han sido objeto de análisis de un estudio liderado por el Instituto de Naturaleza y Tecnología Medioambiental de la Universidad de Kazanawa (Japón).

Los sedimentos arcillosos depositados en los lagos en el cráter sugieren que estos se formaron en presencia de agua líquida que tenía un pH cercano al de los océanos modernos de la Tierra, según el estudio publicado en Nature Communications. Esto supone, a juicio de los investigadores, que la superficie de Marte pudo haber sido hogar para la vida microbiana. GDA/El Mercurio/Chile