Andrea Solano B.. 9 junio, 2013
 Esta pieza de 1,8 centímetros de largo, fue hallada en 1911 en una tumba de Gerzeh, en El Cairo, y una reciente investigación demostró que fue fabricada con hierro extraído de un meteorito. | OPEN UNIVERSITY PARA LN
Esta pieza de 1,8 centímetros de largo, fue hallada en 1911 en una tumba de Gerzeh, en El Cairo, y una reciente investigación demostró que fue fabricada con hierro extraído de un meteorito. | OPEN UNIVERSITY PARA LN

El material con el que los antiguos egipcios fabricaron sus accesorios simbólicos hace más de 5.000 años provino, literalmente, de fuera de este mundo: hierro extraído de meteoritos.

Una investigación realizada por la Universidad Abierta y la Universidad de Manchester, ambas en Reino Unido, demostró que los egipcios utilizaron hierro proveniente del espacio miles de años antes de que se hicieran las primeras fundiciones con este metal.

Los científicos analizaron una de las nueve cuerdas con cuentas de hierro que fue hallada, en 1911, durante una excavación en el cementerio de Gerzeh a 70 kilómetros de El Cairo. Estos objetos –utilizados como accesorios– son los objetos de hierro fabricados por los egipcios más antiguos que se conocen: datan del periodo entre 3.350 a 3.600 a. C.

Los investigadores usaron un microscopio electrónico y un tomógrafo de rayos X para analizar las estructuras más pequeñas de la pieza, así como su composición química. Detectaron grandes cantidades de níquel en la pieza –cerca del 30%–, lo que confirma su origen.

“Los meteoritos tienen una microestructura y huella química únicas porque se enfrían increíblemente lento mientras viajan a través del espacio. Fue muy interesante encontrar que esta huella apareció en los artefactos egipcios”, declaró Phillip Waters, profesor de Ciencias de los Materiales de la Universidad de Manchester.

Con ayuda del tomógrafo, los científicos diseñaron un modelo tridimensional de la estructura interna de la pieza para demostrar cómo los antiguos egipcios la fabricaron: ellos labraron un fragmento de hierro de un meteorito para convertirlo en una lámina fina que luego fue doblada para darle la forma de un tubo.

Significado. Los investigadores también destacan el simbolismo implícito en los materiales.

“La visión actual que tenemos del hierro es de un material rígido, aburrido. Pero para los antiguos egipcios era raro y hermoso. Al ser un material que venía del cielo, probablemente le asociaban propiedades mágicas o religiosas”, opinó el coautor del estudio, Joyce Tydesley, profesor de Egiptología en la Universidad de Manchester.

La percepción que tenían estas culturas sobre ese material celestial ayuda a explicar el uso que se les daba en sus artefactos.

“Ellos utilizaban este material excepcional para fabricar objetos pequeños de gran belleza y un profundo significado religioso. Eran tan importantes para ellos que los colocaban en las tumbas de sus muertos”, agregó Tyldesley.

El estudio –publicado en la revista Meteoritics and Planetary Science – destaca por el uso de nuevas tecnologías para analizar materiales milenarios que, según los autores, permiten entender los meteoritos y el significado de estos para las culturas antiguas.