Irene Traube G.. 2 diciembre, 2017
Los muebles fabricados en esta materia prima se adaptan fácilmente a cualquier estilo decorativo. Shutterstock
Los muebles fabricados en esta materia prima se adaptan fácilmente a cualquier estilo decorativo. Shutterstock

La madera aporta calidez y contribuye a que los espacios sean acogedores, por eso, es uno de los materiales más preciados en la decoración.

Además, como es maleable, los muebles fabricados en esta materia prima se adaptan fácilmente a cualquier estilo decorativo: de líneas simples o rectas, para un espacio contemporáneo, o de formas curvas y con detalles, para ambientes clásicos.

Según el lugar en el que se coloquen las piezas, así debe ser el tipo de madera que se utilice, según dijo Omanahe Castillo, directora de Diseño de la firma Style Design Interiors.

Por ejemplo, si son para interiores, es posible utilizar muebles o accesorios decorativos fabricados en pino, cedro, roble, por ejemplo. En cambio, para las áreas exteriores es necesario optar por muebles o accesorios elaborados en maderas tratadas para resistir la lluvia y el sol, como la teca.