El Señor Gol. 24 junio, 2019
Elías Aguilar, en un partido del equipo coreano Incheon United.
Elías Aguilar, en un partido del equipo coreano Incheon United.

Con la misma edad (27 años y siete meses) uno era ya un gran referente de la Selección Nacional, mientras el otro todavía sigue tratando de romper el cascarón para convertirse en figura.

Cuando se trata de la camiseta de la Selección, Elías Aguilar se enfrenta a una sombra avasalladora: la trayectoria de Bryan Ruiz, uno de los capitanes históricos de la Selección Nacional, a quien trata de sustituir como el gran ideólogo de la media cancha.

Para llegar a la Tricolor, los dos han transitado por caminos muy distintos. Bryan (nacido el 18 de agosto de 1985, para 33 años actualmente), debutó el 20 de junio de 2005 en un amistoso contra China (a pocos meses de cumplir los 20 años). Por su parte, Elías (nacido el 7 de noviembre de 1991, con 27 años) recibió su primera oportunidad el 31 de marzo de 2015 (fogueo contra Panamá), cuando ya pasaba de 23 años.

La comparación entre ambos futbolistas es pertinente puesto que al Capi de los últimos dos mundiales se le extingue la cuerda y llegaría como un veterano a la cita planetaria de Catar (tendría 37 años): urge encontrarle un reemplazo.

Aguilar emerge como la opción más viable, por su buen trato con la pelota y visión para activar la zona de ataque. Sin embargo, todavía se mueve en medio de cuestionamientos, y tomar la estafeta de manos de Ruiz se le está volviendo un ejercicio complicado. Además, Elías aún no supera una barrera que los verdaderos pesos pesados de la Selección suelen dejar atrás: su club de procedencia. A la hora de evaluar el rendimiento, nombres como Keylor Navas o Bryan Ruiz están por encima de los colores que defendieron en Costa Rica. En cambio, las discusiones alrededor de Elías suelen estar marcadas por su pasado rojiamarillo: por lo general, lo defienden los seguidores heredianos y lo atacan los aficionados de otros equipos.

Pero veamos contra qué está luchando Elías. Es decir, cuáles eran los números de Bryan con la Selección cuando tenía su misma edad.

Estas cifras (con corte antes del partido frente a Haití) nos muestran que, a los 27 años, Ruiz era un jugador maduro cuyo nombre estaba de primero en la libreta de todos los entrenadores que dirigieron a la Tricolor hasta inicios del 2013, que es cuando alcanzó la edad actual de Aguilar.

En ese momento, Bryan se aprestaba a encaminar a la Selección hacia el Mundial de Brasil. Incluso, recordemos el valioso gol que nos dio el empate en Panamá (2-2) en el inicio de la hexagonal del 2013.

Pero mientras en aquel año Ruiz ya era uno de los pilares de la Nacional, Aguilar sigue pidiendo minutos para mostrar que la camiseta no le queda grande. Otra lectura puede ser, obviamente, que al exflorense no le han dado la suficiente oportunidad, porque cinco partidos de titular es muy poco frente a los 42 que ya acumulaba Bryan.

Y, ¿qué pasa con la Selección cada vez que estos dos jugadores ingresaron a la cancha? Veamos los números.

De nuevo, esos datos se refieren al corte de Ruiz con la edad actual de Aguilar. Y en algunos casos, son partidos que ambos disputaron, como en esta Copa Oro. Podemos ver que a la Tricolor le sienta bien la presencia de Bryan en la cancha.

Hay otro parámetro que vuelve la carrera de ambos incomparable: con 27 años Bryan Ruiz ya había sido campeón y figura en una liga muy respetable de Europa (Holanda) y jugó con el Twente en una Champions League, mientras que Aguilar hizo una pasantía por el Zacatepec de México (Segunda División) y dio el salto definitivo como legionario al futbol de Corea del Sur, lejos aún de los reflectores europeos.

A favor del exrojiamarillo lo que juega es la edad. Está llegando al punto de madurez de su carrera, en la cual debería desplegar su mejor rendimiento físico y técnico. Por su parte, Ruiz está en declive (un proceso normal de todo futbolista, por la edad) y lleva meses varado, luego de la extraña operación que lo llevó al Santos de Brasil.

Esta es la hora de Elías. Ya hizo dos goles en la Copa Oro (al cierre de este blog, antes del juego con Haití) y está empezando a mostrar las garras. Alcanzar su mejor versión será una excelente noticia para la Tricolor.