El Nerdo del fútbol. 10 abril
El estratega colombiano se ha destacado por imprimir una nueva actitud al equipo luego de un pésimo inicio de torneo. Su intensidad es notable en cada encuentro. Foto: José Cordero
El estratega colombiano se ha destacado por imprimir una nueva actitud al equipo luego de un pésimo inicio de torneo. Su intensidad es notable en cada encuentro. Foto: José Cordero

Ambos se estrenaron el mismo día, a menos de cinco kilómetros de distancia.

A las 8:05 p.m. del miércoles 6 de febrero, la segunda etapa de Hernán Torres como entrenador de Alajuelense inició oficialmente, cuando los rojinegros visitaron al Municipal Grecia en el Coyella Fonseca.

Cinco minutos antes, a 4.800 metros de distancia, Wálter Centeno hacía su debut como técnico de los morados. Esa noche, en el Ricardo Saprissa, los tibaseños recibieron al Santos de Guápiles.

Desde entonces, ambos han dirigido la misma cantidad de partidos…y ambos tienen el mismo rendimiento.

Al menos en lo que al torneo de Clausura se refiere.

*Dato I: Paté ha dirigido dos partidos más ya que Saprissa participó en la Liga de Campeones de Concacaf.*

Sin embargo, el mandato del cafetero pareciera tener, de momento, más aceptación de los aficionados rojinegros que la del exfutbolista de parte de los morados ¿Por qué?

Partiendo de la octava fecha, Alajuelense y Saprissa han disputado 14 encuentros y sus resultados han sido idénticos: seis victorias, cuatro empates y cuatro derrotas para un total de 22 puntos.

Es más, ambos cuadros han anotado la misma cantidad de goles durante ese lapso, siendo las anotaciones en contra la única diferencia. Los manudos han recibido 16 tantos, uno menos que los morados.

Si el rendimiento de ambos es exactamente el mismo (53% de los puntos disputados), la respuesta podría estar más en lo conseguido por sus antecesores y no tanto en su desempeño.

La afición morada ha solicitado a Paté como entrenador prácticamente desde que anunció su retiro como futbolista. Dos meses después, una parte de la afición lo critica. Sin embargo, el estratega ha sabido ponerle el pecho a las balas. La pregunta es cuanto tiempo es sostenible la situación actual. Foto: Mayela López
La afición morada ha solicitado a Paté como entrenador prácticamente desde que anunció su retiro como futbolista. Dos meses después, una parte de la afición lo critica. Sin embargo, el estratega ha sabido ponerle el pecho a las balas. La pregunta es cuanto tiempo es sostenible la situación actual. Foto: Mayela López

Cuando Centeno fue anunciado como estratega de los tibaseños, su antecesor Vladimir Quesada sumaba un 55.5% de los puntos disputados, lo que equivale a un promedio de 1,66 puntos por partido (ppp).

En ese momento, Saprissa se ubicaba en el cuarto lugar, a seis puntos del líder pero con dos partidos menos.

*Dato II: En realidad, por el horario de esa jornada, los tibaseños estaban en el sétimo lugar cuando disputaron su partido pero, con la victoria en el primer juego de Centeno, terminaron la fecha en la segunda posición.*

Si vamos más allá, vemos que el 53% de rendimiento de Paté es igual a un ppp de 1,57 por lo que la diferencia con Quesada no es abismal.

De hecho, los morados se ubican en la tercera casilla de la tabla de posiciones y a cuatro unidades del primer lugar, eso sí los tibaseños ya no tienen partidos pendientes por reprogramación.

Por su parte, y a pesar de tener el mismo rendimiento, el efecto de Torres es, posiblemente, más perceptible debido al mal momento que atravesaba el equipo cuando asumió como estratega.

A pesar de que Luis Diego Arnaez fue cesado luego de la fecha #5, el colombiano no pudo asumir las riendas por la falta del permiso de trabajo, por lo que Cristian Oviedo se hizo cargo temporalmente.

El cafetero encontró a los rojinegros en la penúltima posición con cinco puntos en igual número de partidos disputados y sin mucha esperanza de pasar a la siguiente fase.

Ahora los manudos están en la octava posición y sueñan con la clasificación, aunque no dependa solo de ellos.

Si comparamos a Centeno y a Torres con los otros entrenadores que tienen a sus equipos con posibilidades de clasificar a semifinales, podemos encontrar que la diferencia no es mucha.

El tema de los planteamientos, formaciones y estrategias de cada entrenador ha cobrado mayor fuerza durante este campeonato. El argentino José Giacone tiene a Pérez Zeledón en el primer lugar jugando con un tradicional 4-4-2. La formación se destaca por ayudar a los equipos a no verse superados entre sus líneas del mediocampo y la defensa. Esta ha sido una de las características en el juego de los Guerreros del Sur a lo largo de este Clausura. Foto: Rafael Pacheco
El tema de los planteamientos, formaciones y estrategias de cada entrenador ha cobrado mayor fuerza durante este campeonato. El argentino José Giacone tiene a Pérez Zeledón en el primer lugar jugando con un tradicional 4-4-2. La formación se destaca por ayudar a los equipos a no verse superados entre sus líneas del mediocampo y la defensa. Esta ha sido una de las características en el juego de los Guerreros del Sur a lo largo de este Clausura. Foto: Rafael Pacheco

José Giacone, técnico de Pérez Zeledón ha ganado un 60% de los puntos disputados (1,8 ppp). Luis Marín, quien tiene a los Toros del Norte en segunda posición tiene un desempeño del 55% (1,65 ppp).

Martín Arriola de Cartaginés acumula un 51% de las unidades posibles (1,55 ppp), mientras que Minor Díaz tiene un 46.6% de rendimiento (1,44 ppp).

Si bien Grecia tiene oportunidad de clasificar, desde que Allan Alemán asumió como entrenador, los de Occidente han ganado solamente el 30.7% de los puntos disponibles (0,92 ppp).

La única diferencia la marca Jafet Soto quien, desde que asumió el banquillo florense a principios de marzo, tiene un desempeño del 70.3% (2,11 ppp).

A final de cuentas, mucho del asunto pasa por una cuestión de percepción por lo cual siempre es bueno recurrir a los números para determinar qué tan buena o mala puede ser una racha.

Por ejemplo, Soto solo ha dirigido nueve partidos. Si analizamos los primeros nueve encuentros de Paté y de Torres nos podemos dar cuenta de que el morado ganó un 74% de las unidades disputadas (2,22 ppp).

Mientras tanto, el colombiano tuvo un comienzo más áspero, ya que su rendimiento fue del 33.3% (1,33 ppp).

De momento los aficionados manudos y saprissistas pueden estar tranquilos con el desempeño de sus entrenadores. Al menos no tienen mucho que envidiarle a los otros equipos.

(Video) Nación Deportiva: ¿Cuáles son las secuelas del clásico nacional?