El Explicador

Todo lo que tenés que saber sobre el segundo juicio político contra Donald Trump

Detallamos qué es, cómo funciona y cuán rápido puede ser un ‘impeachment’ o juicio político para destituir a un presidente en Estados Unidos. Donald Trump enfrenta su segundo proceso de este tipo.

El Explicador | Juicio político #2 contra Donald Trump: todo lo que tenés que saber

¿Qué es un impeachment o juicio político?

Es un proceso político de destitución del presidente por medio del Congreso, que únicamente se ha llevado a cabo cuatro veces en la larga historia democrática de Estados Unidos: en 1868 (Andrew Johnson), 1998 (Bill Clinton), 2019-2020 (Donald Trump) y 2021 (Donald Trump).

Trump es el primer presidente en la historia de EE.UU. que enfrenta dos veces este proceso.

Tanto en 1868 como en 1998 y en 2019-2020, los procesos fueron aprobados por la Cámara de Representantes, pero fueron rechazados por el Senado.

En 1974, el presidente Richard Nixon renunció antes de que comenzara su proceso de impeachment. Es el único mandatario estadounidense que ha dimitido a su cargo.

Al igual que para su primer juicio político, Donald Trump puede estar medianamente confiado en que el Senado, de mayoría republicana (su mismo partido), no gestione a tiempo el proceso, ya que el próximo 20 de enero será la toma de posesión del presidente electo, el demócrata Joe Biden. O sea que Trump saldrá en el debido tiempo de su mandato, aunque ha dicho que no estará presente en la ceremonia de traspaso.

¿Por qué llegamos a un segundo impeachment?

Para este segundo proceso de juicio político, los argumentos contra Donald Trump datan de comienzos de noviembre pasado, cuando el actual presidente perdió las elecciones contra Biden, y promovió una serie de teorías de conspiración según las cuales hubo “fraudes electorales” en diferentes estados del país.

Su equipo llevó la lucha legal para demostrar estos fraudes, pero, por vía judicial, Trump no logró demostrar con pruebas que sus palabras tuvieran fundamento real. Mientras tanto, el mandatario repitió hasta el cansancio en su redes sociales que le robaron las elecciones, y convocó a una gran marcha en su apoyo hasta el Capitolio, sede del Poder Legislativo, el 6 de enero.

El día de ebullición de la violencia fue precisamente ese, cuando el Congreso debía contar y reconocer formalmente los votos del Colegio Electoral como protocolo para ratificar la victoria de Joe Biden.

Tras un incendiario discurso de Trump, miles de seguidores suyos llegaron al Capitolio. Veintenas de ellos iban armados, e irrumpieron con fuerza en el edificio, vulnerando las autoridades presentes. En el ataque murieron cinco personas.

Entre los fanáticos de Trump había numerosos supremacistas blancos y también había “docenas de personas buscadas por el FBI como potenciales terroristas”, según descubrió el diario The Washington Post.

Los legisladores de la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, acusaron a Trump de “incitar a la insurrección”.

¿Cómo funciona el proceso de impeachment o juicio político?

Ojo: antes que nada, hay que saber que en EE.UU. el Poder Legislativo está constituido por dos cámaras:

--La Cámara Baja o Cámara de Representantes, conformada por 435 legisladores

--La Cámara Alta o Senado, con 100 escaños.

Ahora mismo, las cámaras se dividen políticamente de esta forma:

Cámara de Representantes se divide así:

--235 representantes demócratas (mayoría)

--199 representantes republicanos

--1 representante independiente

Y el Senado así:

--53 senadores republicanos (mayoría)

--45 senadores demócratas

--2 senadores independientes

Ambas instancias tienen parte vinculante en un proceso como el impeachment.

El proceso va en tres partes:

1-- La Cámara de Representantes investiga las acusaciones contra Trump con miras a un posible impeachment o proceso de destitución. El proceso puede terminar aquí o puede continuar, dependiendo de lo que encuentren. Varios comités legislativos conducen las investigaciones. Hay pesquisas a puerta cerrada y las hay públicas, transmitidas por televisión o Internet.

2-- Si se encuentra que es necesario destituir al presidente, se recurre a una votación. Si en la votación de 435 representantes, 218 votan a favor del proceso (mayoría simple), se declara a Trump imputado o impeached. Aquí estamos ahora.

Este 13 de enero, considerando los hechos del 6 de enero, un único artículo de impeachment acusó al presidente Donald Trump de haber incitado a los disturbios que estallaron en el Capitolio.

La votación fue:

232 votos a favor (222 legisladores demócratas + 10 republicanos)

197 votos en contra (todos de legisladores republicanos)

Trump se convirtió en el primer presidente en la historia que resulta imputado por la Cámara Baja del Congreso en dos ocasiones.

3-- El proceso pasa entonces al Senado, encargado de juzgar al imputado. La eventual condena de una destitución de Trump, tras escuchar a las partes implicadas, necesita dos tercios de los votos: 67 de 100 senadores. Si estos no se cumplen, el presidente continúa en su cargo. Si los votos a favor del impeachment llegan a 67, Trump sale de la Casa Blanca y el vicepresidente (Mike Pence) toma su lugar hasta la asunción de Biden.

Como sabemos, queda menos de una semana para que Joe Biden jure como nuevo inquilino de la Casa Blanca. A menos que el Senado acelere el proceso, es improbable que Trump sea juzgado en la Cámara Alta.

De hecho, el senador líder de la mayoría en esta cámara, Mitch McConnell, manifestó que, para él, es imposible llevar a cabo un juicio “justo o serio” a Trump en los pocos días que restan antes de que este deje el cargo.

“Incluso si el proceso comenzara esta semana y se moviera velozmente, no habrá un veredicto hasta que el presidente ya haya dejado el cargo”, agregó McConnell, quien anunció que no llamará a sesión extraordinaria antes del 19 de enero, cuando está previsto que el Senado vuelva a sesionar.

Fabrice Le Lous

Fabrice Le Lous

Periodista francés radicado en Centroamérica. Becario ICFJ. Exeditor en La Prensa (Nicaragua). Autor del blog El Explicador, un nuevo formato para comprender noticias nacionales e internacionales.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.