De viaje con Jairo

¿Cómo hace un tico para conseguir trabajo en Europa?

Tener un empleo en Europa es posible. Un costarricense que lo logró da algunas sugerencias

Oslo, Noruega. La vida puede dar oportunidades cuando se buscan con esmero y, sobre todo, si la persona se esfuerza en prepararse para encontrarlas y aprovecharlas. Un ejemplo de ello es Altán Cabal, un costarricense que junto a su familia pudo cumplir el sueño de trabajar en Europa.

Mudarse al Viejo Continente era un proyecto que tenía junto a su esposa Anita Hernández. Por eso, dedicó tiempo en prepararse y buscar el empleo.

Un poco antes de iniciar la pandemia se mudaron a Oslo, Noruega, donde este ingeniero en informática fue contratado por una compañía. ¿Cómo lo logró?

Cabal da algunas sugerencias básicas que puede aprovechar alguien interesado en conseguir trabajo en Europa. Algunos son pequeños detalles que pueden marcar diferencia, pues tenga presente que posiblemente tendrá que competir con muchas personas.

Este costarricense resume la recompensa en las condiciones laborales. Por ejemplo, disfruta de 25 días de vacaciones al año, la cultura conlleva a no vivir para trabajar, pues no se ve correcto que las personas dediquen más horas de la cuenta a su ocupación; es decir, disponen de tiempo para sus familias, pasear, hacer deporte…

Incluso, en muchos casos hasta les permiten escoger la hora de entrada (y con ello la de salida).

En el siguiente video puede ver la entrevista y las sugerencias que da Cabal.

Jairo Villegas S.

Jairo Villegas S.

Editor de Deportes y fiebre viajero a bajo costo, por eso estudio con detenimiento cada destino. He visitado 63 países y de cada uno conservo recuerdos espectaculares mientras sueño con el próximo periplo.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.