Fanny Tayver Marín. 23 noviembre, 2020
Los socios rojinegros se toparon en el CAR con Andrés Carevic, quien ya iba saliendo después de dirigir la práctica del sábado. Fotografía: Prensa Alajuelense
Los socios rojinegros se toparon en el CAR con Andrés Carevic, quien ya iba saliendo después de dirigir la práctica del sábado. Fotografía: Prensa Alajuelense

Pasan los días y Nelson Rodríguez aún no se cambia por nadie.

Él es uno de los cuatro socios de Liga Deportiva Alajuelense que salieron favorecidos en una dinámica del club y que el sábado pasado fueron a conocer el Centro de Alto Rendimiento en Turrúcares, donde los recibió Jozef Miso.

Con todos los protocolos activados, como el lavado de manos para ingresar a las instalaciones, el uso de mascarilla y guardando la distancia, el eslovaco compartió parte de sus vivencias, también les reveló sus secretos y de la teoría pasaron a la práctica, porque les enseñó como cobrar tiros libres.

Nelson Rodríguez (derecha) vivió algo que describe como una experiencia inolvidable para él y para los otros tres socios de la Liga. Fotografía: Prensa Alajuelense
Nelson Rodríguez (derecha) vivió algo que describe como una experiencia inolvidable para él y para los otros tres socios de la Liga. Fotografía: Prensa Alajuelense

“Para mí esto llegó como un regalo al renovar, porque imagínese cuántos liguistas somos en el país y cuatro tuvimos este privilegio. Yo solo había visto el CAR cuando pasaba por la pista y siempre pensaba qué chiva ir a conocer, pero cuando uno está en la entrada es una adrenalina distinta y uno va como incrédulo, yo no me lo creía en medio de la emoción”, mencionó.

Se sentía tan emocionado que al subir al parqueo lo único que pensó es que tenía que disfrutar la experiencia.

“Cuando llegué vi a salir a algunos jugadores y cuando entré fue espectacular, porque lo uno ve del lugar en las noticias es real. Cada segundo que estuvimos ahí fue increíble. Estuvimos en el camerino y es algo que uno siempre soñaba, estar en un lugar tan privado del equipo, tan único para ellos y para mí fue impresionante”, relató.

Dijo que hay aficionados de todo tipo. Algunos que critican hasta lo bueno y otros que a pesar de todo siempre están ahí, pero que al final, todos tienen un común denominador, son liguistas.

“En mi caso yo soy de los que ama a la institución, amo a la Liga, por eso acabo de renovar y apoyaré al equipo hoy, mañana y siempre. Y viendo ese CAR sé que tenemos un gran futuro por delante”, indicó.

Al momento de encontrarse con Miso en su mente pasaban las imágenes de ese eslovaco que es considerado uno de los ídolos del club, ese Matador con ejecuciones perfectas cuando cobraba tiros libres.

La clase de tiros libres con Jozef Miso fue muy entretenida. Fotografía: Prensa Alajuelense
La clase de tiros libres con Jozef Miso fue muy entretenida. Fotografía: Prensa Alajuelense

“Escucharlo fue impresionante, era una mezcla de cosas, estar con Miso, en la cancha donde entrena el primer equipo. Ver la explicación de él y yo me lo imaginaba a él en el estadio jugando y anotando. Fue muy bonito el tema con él, siempre estuvo muy atento”.

Rodríguez cuenta que para él ha sido un año complicado, porque es de esos aficionados que nunca faltan al estadio.

“La Liga es parte de mi vida y esto fue como un regalo. Si rescato algo de este 2020, fue esa vivencia del sábado en el CAR. Personalmente, para mí fue algo fue algo que me cambió el año, porque yo respiro la Liga, al punto de que en las piernas tengo tatuado el león y el escudo del equipo. La Liga es todo para mí. Fue una experiencia demasiado bonita y una iniciativa que hay que rescatar”, mencionó.

También dijo: “Uno ve al equipo una vez a la semana, pero estas cosas reflejan que todo lo que está detrás anda bien. Yo no me la creo, jamás pensé que iba a tener un día así. Vieran cómo me han contactado mis amigos diciéndome que qué chiva y qué qué envidia”.

Al conocer la amplia y moderna sala de prensa del CAR, contó otra anécdota.

“Lo primero que pensé fue aquí presentaron a Bryan Ruiz, ese fichaje que ha sido el fichaje bomba de los últimos años. Y esto que le cuento yo, también es lo que vivieron los otros socios que fueron. Para todos agarrar los tacos de Bryan fue una locura, les tomamos fotos. A veces he pensado que si solo yo soy tan apasionado por la Liga, pero es que así somos todos y por eso somos muy diferentes”.

Uno de los otros socios que estuvo en la cita le contó que había renovado hasta 2023.

“Cuando usted escucha que hay un socio que renueva por tanto tiempo y que llevamos un año de no ir al estadio, es donde uno dice que de verdad somos diferentes, porque aunque no hemos ido a la cancha por el tema de la pandemia, sabemos que el equipo está ahí, que es nuestro, porque somos los dueños y estas iniciativas nos hacen sentirnos parte de... que al final es así”, citó Rodríguez.

Sergio Campos también cuenta su vivencia
Sergio Campos (izquierda) es uno de los cuadro socios que recorrieron toda la instalación, guiados por Andrey Rosales. Fotografía: Prensa Alajuelense
Sergio Campos (izquierda) es uno de los cuadro socios que recorrieron toda la instalación, guiados por Andrey Rosales. Fotografía: Prensa Alajuelense

Al igual que Nelson Rodríguez, Sergio Campos quiso contar su vivencia en el Blog Actualidad Rojinegra.

Dijo que cuando lo llamaron para decirle que había resultado ganador de la rifa para ir al CAR y compartir con Miso, era algo que no se lo esperaba.

Él se asoció y fue a muy pocos partidos, porque pronto llegó la directriz de que los partidos eran a puerta cerrada por la covid-19.

Quería disfrutar del asiento que compró en el Morera Soto y no podía hacerlo.

“Pero cuando me dijeron que tenía la oportunidad de renovar para el próximo año no lo pensé dos veces, a pesar de que probablemente no pudiera ir por un buen tiempo, mi amor por la Liga es más grande que eso y no me importó comprar el asiento y pagar lo que tuviera que pagar, porque de eso es de lo que vive el equipo y sentirme socio y parte del amor de mi vida no tiene precio. No me importó pagar a pesar de que no he podido ir al estadio”, relató Campos.

Apenas recibió la llamada de la Liga para que fuera al CAR no lo podía creer.

“Yo soñaba con ir a conocer dónde entrenan los jugadores de mi equipo, siempre que paso por ahí paso pitando y viéndolo por fuera; anhelaba conocer las instalaciones. Cuando me di cuenta de que podía ir a conocerlo, fue una emoción impresionante”.

Lo primero que hizo fue llamar a sus seres queridos para contarles que tendría esa oportunidad. También lo anunció en sus grupos de whatsapp con otros manudos.

Pero ni así estaba claro en qué le esperaría.

“Fue como estar en otro mundo. He conocido estadios de equipos grandes en otros países y ver sus instalaciones y sus centros de entrenamiento, pero nunca había visto algo así en Costa Rica. Llegar y ver esas instalaciones que son de mi equipo me hizo sentir muy feliz y muy emocionado por lo que nos trae el futuro con nuestro equipo y con la Selección, porque ahí se van a crear los mejores jugadores a futuro para el país y eso me emociona”, relató.

Algo que no pasó desapercibido para él fueron los mensajes que están escritos en las paredes del edificio principal del CAR.

“Son mensajes positivos, de ánimo para los jugadores, ver cómo el escudo está en todo lado. Todo fue muy emocionante. Me hizo sentirme muy orgulloso de pertenecer a esta institución”.

Cuando conoció a Miso se sentía más emocionado aún.

“Él es mi ídolo de la infancia. Yo nací en 1995. Yo creía y Miso estaba en sus mejores épocas, entonces yo crecí viéndolo jugar a él, viéndolo meter goles, celebrando sus goles y siempre ha sido mi ídolo manudo. El hecho de llegar, conocerlo, compartir con él y que nos explicara en qué se fija cuando hace un tiro libre y poder patear el balón al frente de él fue algo impresionante, fue una emoción muy grande, fue sentir el liguismo de primera mano, porque él es tan manudo como nosotros, fue muy emocionante”, detalló Campos.

Indicó que lo mejor de toda la experiencia vivida fue estar en el centro de operaciones diarias de la Liga.

“Saber que ahí entrena mi equipo, que ahí están las grandes estrellas, principalmente Bryan Ruiz, que es un ídolo del liguismo y de todo el país, porque es uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos de Costa Rica y ver donde se entrena, el camerino donde están los tacos, eso fue lo mejor, saber que ahí es donde ellos están, ver el gimnasio, ver lo mucho que están haciendo por el equipo y lo que están creciendo, eso nos hace soñar con que a futuro vamos a tener muchos títulos y que el equipo seguirá creciendo”, finalizó Campos.

Para obtener más información de cómo asociarse a Alajuelense puede ingresar a este este link, escribir un correo a socios@lda.cr, llamar al 2528-8723 o al whatsapp 8787-LIGA.