Fanny Tayver Marín. 15 octubre
Las jugadoras que tal vez se sentían desmotivadas porque no estaban participando saben que dependiendo de lo que hagan en la cancha les llegará su oportunidad. Fotografía: Prensa Alajuelense
Las jugadoras que tal vez se sentían desmotivadas porque no estaban participando saben que dependiendo de lo que hagan en la cancha les llegará su oportunidad. Fotografía: Prensa Alajuelense

Cuando Wílmer López se sentó por primera vez en el banquillo de Liga Deportiva Alajuelense, en agosto del 2016, hubo una situación muy particular que tiempo después él mismo contó como anécdota.

En ese entonces, José Guillermo Ortiz llegó tarde a una práctica y eso propició que al Pato no le temblara el pulso para sacarlo de la alineación titular.

Si aquello aplicó para el equipo masculino, lo mismo sucede ahora, que López está a cargo del equipo femenino de la Liga.

Y como suele pasar en la historia del club, hay capítulos que se repiten...

Para él, situaciones de ese tipo no se pueden dejar pasar. Cuando ocurren, algunos aficionados preguntan que por qué no aparece equis o ye nombre en la alineación, o que ni siquiera está en la convocatoria y, muchas veces, esas respuestas se conocen con el tiempo.

Esa es su manera de marcar la cancha, de transmitir un poco de lo que él aprendió a través de los años y de hacerle ver a ese grupo que tiene a cargo, que la disciplina es uno de los puntos que no se negocian.

Con su llegada al equipo femenino, hay cambios radicales, que lejos de incomodar, agradan a las jugadoras.

“Lo admiro mucho, como persona es una gran persona y como jugador ni para qué, era uno de los mejores acá. Nos ha enseñado bastante y ha puesto muchas cosas, ha puesto mucho orden, mucha disciplina y eso es lo que necesitábamos”, manifestó la delantera Priscila Chinchilla.

Ella considera que las leonas encontraron la confianza que necesitaban en los últimos dos partidos de la fase regular y que tampoco hay muchos secretos.

Contó que desde que él empezó a dirigirlas, Wílmer les dice todos los días que confía mucho en ellas.

“Ahora estamos con esa mentalidad de querer hacerlo, de luchar cada balón, contra cada jugadora, yo lo admiro, fue un gran jugador. No tuve la suerte de verlo jugar, sí he observado videos, mi mamá lo conoce y lo admira bastante y tengo la suerte de tener a Harold López como entrenador en la Selección y a Wílmer acá".

La goleadora manuda reveló otro de los cambios radicales: "Él llegó a unir más al grupo, a las que casi no nos hablaban, o que son más calladas, las está metiendo y la verdad es que ahorita el equipo está bastante unido y es lo que necesitamos para estas fases”.

Por su parte, la guardameta Yalitza Sánchez si vio un poco más del Pato en acción y como liguista desde la cuna a veces siente que es mentira que el hombre al que siempre vio como su ídolo hoy sea su director técnico.

“En su despedida por ahí estuve en el estadio saltando toda emocionada y tenerlo de entrenador creo que es muy bonito, lo que él trae, la disciplina, su metodología es muy buena. El hecho de que le da confianza a todas las jugadoras, sea equis jugadora, sea tal de Selección o no sea de Selección, él le da la confianza igual a todas”, expresó la arquera.

Además, mencionó: “Siento que eso, cuando nos habla, nos habla en general a todas y es muy bonito. Él viene a trabajar bastante fuerte y viene a poner bastante disciplina, creo que eso es como cuando uno tiene un profesor en la universidad que es bastante exigente, entre más exigente es el profesor, uno más le pone a la materia. Es parecido y lo podría comparar con Wílmer”.

Sánchez confiesa que para todas las jugadoras ser parte de la Liga es un privilegio y que eso también acarrea una responsabilidad mayúscula para ellas; porque las condiciones que ofrece el equipo deben tener retribución con el rendimiento en cancha.

“Esto es un sueño que tal vez yo no pensé vivirlo, pensé que en algún momento (Samira) Roper o Sianyf (Agüero) sí lo iban a vivir por ser las más jóvenes, pero más adelante. No pensé que en este momento de mi vida iba a poder vivir lo que está pasando ahora”, confesó.

Apuntó que como guardameta lo que más destaca es el hecho de que ellas tienen un entrenador de porteros (Alexis Rojas) que está en los entrenamientos, en los partidos, que les enseña y que les detalla los errores.

“Igual nos está reforzando las cosas buenas a todas. Esos detalles que ha venido a hacer la Liga con nosotras, de tener preparador físico (Juan Carlos Barrantes), el asistente técnico (Carlos Castro), el preparador de porteros, el profe Wílmer, todo lo que nos ha dado y sus instalaciones para poder entrenar; creo que es un plus y una motivación para todas las jugadoras que estamos acá”, reiteró.

Alajuelense iniciará la cuadrangular el sábado a las 3:10 p. m., cuando visite a Herediano, en el Estadio Nicolás Macís.