Fanny Tayver Marín. 26 marzo
Pelé y Alejandro Morera Soto posando para una fotografía. Foto: Archivo LN
Pelé y Alejandro Morera Soto posando para una fotografía. Foto: Archivo LN

“La gente solo muere cuando la olvidan; si puedes recordarme, siempre estaré contigo”, escribió la chilena Isabel Allende en una de sus novelas literarias.

Hoy, 26 de marzo de 2020, esa frase explica las múltiples manifestaciones de quienes rinden tributo a Alejandro Morera Soto, al Mago del Balón, al hombre catalogado como el padre del liguismo y que falleció hace exactamente 25 años.

Alejandro Morera Soto tenía 18 años cuando Alajuelense conquistó su primer título de campeón nacional en 1928. Fotografía: Archivo LN
Alejandro Morera Soto tenía 18 años cuando Alajuelense conquistó su primer título de campeón nacional en 1928. Fotografía: Archivo LN

Con el dolor por la partida de don Alejandro, un hombre catalogado como una persona extraordinaria, un virtuoso con la pelota y uno de los más grandes futbolistas centroamericanos de todos los tiempos, Longino Soto Pacheco (qdDg), como expresidente de Liga Deportiva Alajuelense, narró una anécdota que sirvió para retratar a la máxima figura del cuadro rojinegro.

“En una ocasión sancionaron con tiro de penal al rival de la Liga. Fue una decisión arbitral injusta a juicio de los propios jugadores beneficiados. Lo tenía que lanzar don Alejandro, así que colocó el balón en su sitio, esperó el silbatazo del central y tocó la bola suave a las manos del guardameta. Quizá en estos tiempos, el ‘fusilamiento’ habría sido total. En ese entonces, don Alejandro Morera hacía estas cosas, cuando de ser justos se trataba”, comentó Soto en la página 21 del periódico Al Día del martes 28 de marzo de 1995.

Esta estatua de Alejandro Morera Soto se encuentra en el Parque Palmares, en Alajuela. Fotografía: Archivo LN
Esta estatua de Alejandro Morera Soto se encuentra en el Parque Palmares, en Alajuela. Fotografía: Archivo LN

Ahí mismo, el goleador Juan Ulloa (qdDg) indicó que en su vida como futbolista “no había conocido un jugador de la calidad de este alajuelense. Y si se trata de calidad humana, como don Alejandro no hubo dos”.

En ese momento, Mauricio Montero era el capitán de Alajuelense y pronunció: “Con la desaparición de don Alejandro se va también uno de los más grandes jugadores del fútbol tico de todos los tiempos. Que su recuerdo nos sirva de ejemplo, lo mismo que a las generaciones de futbolistas venideros. Su corazón siempre estará con nosotros en el estadio que lleva su nombre”.

Así se informó hace 25 años la muerte del Mago del Balón
La muerte de Alejandro Morera Soto se consignó en la portada del periódico Al Día del 27 de marzo de 1995. Fotografía: Archivo LN
La muerte de Alejandro Morera Soto se consignó en la portada del periódico Al Día del 27 de marzo de 1995. Fotografía: Archivo LN
"Se fue el último grande", tituló el periódico Al Día ante la muerte de Alejandro Morera Soto. Fotografía: Archivo LN
La portada de deportes de La Nación también incluyó el 27 de marzo de 1995 el deceso de Alejandro Morera Soto. Fotografía: Archivo LN
La portada de deportes de La Nación también incluyó el 27 de marzo de 1995 el deceso de Alejandro Morera Soto. Fotografía: Archivo LN
"La magia se apagó", consignó en su titular el periódico La Nación. Fotografía: Archivo LN
El cuerpo de Alejandro Morera Soto fue velado en el estadio que lleva su nombre. Fotografía: Archivo LN
El cuerpo de Alejandro Morera Soto fue velado en el estadio que lleva su nombre. Fotografía: Archivo LN
Muchas personas acudieron al funeral de Alejandro Morera Soto en 1995. Fotografía: Archivo LN
Muchas personas acudieron al funeral de Alejandro Morera Soto en 1995. Fotografía: Archivo LN
Valdeir Badú Vieira estuvo en el funeral de Alejandro Morera Soto. El brasileño era el técnico rojinegro en ese momento. Fotografía: Archivo LN
Valdeir Badú Vieira estuvo en el funeral de Alejandro Morera Soto. El brasileño era el técnico rojinegro en ese momento. Fotografía: Archivo LN

El 22 de junio de 2019, justamente cuatro días después de que Liga Deportiva Alajuelense cumplió sus 100 años de fundación, en la casa rojinegra hubo un espectáculo como parte de las celebraciones llamado ‘Seguiremos Latiendo’.

La temática tocó las fibras del liguismo, porque aparte de ser un repaso por los 100 años de historia y una proyección a futuro, todos fueron testigos de cómo aún late el corazón de Morera Soto ahí, en La Catedral, cuando apareció una figura representativa de don Alejandro, quien le habló al pueblo rojinegro.

Esta fue la representación de Alejandro Morera Soto que le habló al liguismo en el centenario del club. Fotografía: Rafael Pacheco
Esta fue la representación de Alejandro Morera Soto que le habló al liguismo en el centenario del club. Fotografía: Rafael Pacheco

Ese fue el instante en el que muchos de los presentes no contuvieron las lágrimas, al escucharlo pronunciar esto: “Pucha... Vieran qué bonito se siente estar aquí.... Bueno, como hay tanta gente, seguro uno que otro por ahí no me reconoce, entonces me presento: ¡mucho gusto!, mi nombre es Alejandro Morera Soto...".

A partir de ahí, en el repaso histórico, la representación tuvo otras intervenciones y algunas de las frases más emotivas fueron:

“Para mí es un placer estar con ustedes esta noche aquí, celebrando los 100 años de esta pasión... La pasión que todos compartimos, la pasión que media Costa Rica ha convertido en un nombre inmortal... Tengo el inmenso honor de darles la bienvenida a la celebración oficial de los 100 años de la gloriosa Liga... Deportiva... Alajuelense”.

“No sé ustedes, pero yo cada vez que pronuncio este nombre siento una emoción tan profunda... un amor tan puro que, bueno, a veces me da por llorar, ¡pero es de alegría! Porque si algo sé como liguista, es que este nombre, estas letras sagradas, vinieron al mundo a darnos las más grandes alegrías: la alegría de llevar estos colores benditos en nuestro pecho, la alegría de cantar juntos los cánticos más hermosos, la alegría de saber que más allá de esta ciudad, más allá de este país, en cualquier parte del mundo, donde haya un liguista, esté donde esté, siempre habrá un gran amor: ¡el amor por esta tierra alajuelense y por esta bandera rojinegra!”.

“Así llegamos al presente, donde me da mucho orgullo decir que no hay nada en el mundo más lindo que ser liguista, y vean: se los dice un liguista de corazón… Un liguista que también sufrió, porque todos sufrimos alguna vez, pero lo importante es que un manudo ¡jamás, jamás será derrotado!".

“Y por eso estamos aquí, celebrando 100 años, sabiendo que dentro de cien y de mil años más, nuestros descendientes volverán a celebrar… Porque sabemos que formamos parte de una institución inmortal, que trasciende el tiempo y el espacio, que se eleva desde nuestras voces como un clamor que sube al cielo y estremece a nuestros rivales”.

Porque sabemos que el corazón de todos ustedes late aquí, debajo de esta gramilla, como late el mío, en este mismo instante.Y yo, Alejandro Morera Soto, sé que ese corazón mío, que está aquí guardado en este estadio que lleva mi nombre, seguirá latiendo por siempre, mientras haya un liguista que ame estos colores, mientras haya un manudo que defienda esta camiseta, mientras haya una afición que llore, que grite y que ría como una sola gran voz:… la voz, el rugido del león más hermoso que ha conocido la tierra: el león liguista, que nació para reinar y que seguirá reinando en nuestras almas… ¡por siempre!”.

Desde aquel 26 de marzo de 1995, cada 26 marzo el liguismo siempre rinde tributo al Mago del Balón, tal y como pasó hoy.

Y quizás, uno de los mensajes más significativos para el liguismo provino del gerente deportivo Agustín Lleida, quien en su cuenta de Twitter escribió que “nada es casualidad”.

“Hoy hace 25 años que fallecía don Alejandro Morera Soto, sin programarlo coincide que justo hoy, 25 años después, se corona de rojinegro el nuevo edificio del CAR”.