8 abril, 2011

El Cairo. AFP Miles de manifestantes comenzaron a congregarse hoy a mediodía en la emblemática plaza Tahrir de El Cairo para reclamar que el depuesto presidente Hosni Mubarak y otros miembros de su régimen sean juzgados.

Esta manifestación, titulada “Jornada de proceso y purificación” por sus organizadores, ocurre casi dos meses después de la salida de Mubarak, el 11 de febrero, bajo presión de una revuelta popular.

Aunque con frecuencia se hacen manifestaciones en Tahrir desde la renuncia de Mubarak y la toma del poder por el ejército, este acto tendría especial importancia debido a la invitación a participar hecha por el influyente movimiento de los Hermanos Musulmanes, además de las habituales organizaciones de jóvenes.

Mubarak fue asignado en residencia en la estación balnearia egipcia de Sharm el Sheij, en el mar Rojo.

El expresidente, su esposa Suzanne y sus dos hijos, Alaa y Gamal, tienen sus haberes congelados y su fortuna es investigada, aunque todavía no han sido enviados ante la justicia.

Numerosos responsables políticos y empresarios del clan Mubarak enfrentan desde la caída del expresidente diversas medidas, desde la presentación ante la justicia hasta la prohibición de salir del territorio.

Los manifestantes reclaman medidas cada vez más duras contra muchos que por ahora no han sido molestados, o son sólo objeto de simples investigaciones.

Un día antes de esta manifestación varios videos aparecieron en el sitio internet Youtube, donde personas que se presentan como oficiales acusan al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, al que Mubarak entregó el poder, de traicionar los ideales de la revuelta popular.