19 septiembre, 1997

El uruguayo Alejandro Larrea, titular en el Saprissa de Alexandre Guimaraes, se siente como en casa en el club y en Costa Rica, y esa tranquilidad lo inspira para pulir su facilidad creativa y goleadora.

 Alejandro Larrea, el 17 de agosto, cuando celebraba su primer gol con Saprissa, logrado ante Puntarenas.
Alejandro Larrea, el 17 de agosto, cuando celebraba su primer gol con Saprissa, logrado ante Puntarenas.

Larrea, procedente del Marte salvadoreño, anotó en la apertura del Campeonato frente a Puntarenas y allí terminó de convencer a Guimaraes de su capacidad para inquietar a los porteros.

Pese a que Larrea no oculta que cuenta con el respaldo del técnico, sus deseos de superación y sus ansias de crecer en el balompié, lo inducen a trabajar con mayor empeño cada día, como ayer lo expresó en el estadio Ricardo Saprissa, una vez concluida la práctica matutina.

Larrea se caracteriza por ser un jugador creativo, que usualmente es ubicado como mediapunta y que realiza sus labores de enlace con propiedad, según Ricardo Quirós, editor de deportes del diario de Hoy de El Salvador.

Su arribo al país, explicó Larrea, lo motiva el hecho de que el futbol tico es el mejor del área centroamericana.

En el partido amistoso entre el Saprissa y el Municipal de Guatemala, realizado el 10 de setiembre del presente año, Larrea hizo un extraordinario tanto, alabado por los pocos aficionados que se encontraban en el Estadio Nacional.

En la campaña anterior, con el Marte, que es un equipo tradicional de El Salvador, pero no uno de los más importantes, Larrea consiguió 14 goles, un excelente promedio si se analiza que jugaba como mediapunta.

El futbolista, durante la conversación de ayer, alabó reiteradamente el buen ambiente que se respira en el camerino morado, lo cual le ayuda a jugar con tranquilidad y entusiasmo.