24 septiembre, 1997

Profesión: escritora

Nacionalidad: costarricense

No solo en el ámbito literario ocupa un lugar sobresaliente en nuestro país la profesora Carmen Naranjo Coto; su desempeño en muchos y muy importantes cargos de la administración pública le confiere también una posición trascendente en la vida intelectual costarricense. Ha sido gerente administrativa de la Caja Costarricense de Seguro Social, la primera mujer escogida para servir el cargo de ministra de Cultura, Juventud y Deportes (en la administración del licenciado Daniel Oduber) y embajadora extraordinaria y ministra plenipotenciaria de Costa Rica ante el Estado de Israel. Ha dado su aporte al desarrollo de la cultura nacional desde otras importantes posiciones, como la de miembro de la Junta Directiva de la Editorial Costa Rica, directora del Museo de Arte Costarricense y profesora de la Universidad de Costa Rica.

Carmen Naranjo
Carmen Naranjo

Su prestigio como intelectual ha traspasado las fronteras patrias y ha sido llamada a desempeñarse como experta de las Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos en El Salvador, República Dominicana, México y Estados Unidos. Además le ha correspondido dirigir los programas Regionales del Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas UNICEF, y ha sido coordinadora técnico-administrativa del Instituto Centroamericano de Administración Pública ICAP.

Nació en Cartago. Cursó la primera enseñanza en la Escuela República del Perú. Bachiller del Colegio Superior de Señoritas en 1946, llevó a cabo estudios superiores en la Facultad de Ciencias y Letras de la Universidad de Costa Rica, donde obtuvo el título de licenciada en filología. Posteriormente siguió cursos de posgrado en la Universidad Autónoma de México y en la Escuela de Letras de la Universidad de Iowa, en Estados Unidos.

Siendo aun muy joven inició su vida laboral trabajando en el departamento de Archivo de la Caja Costarricense de Seguro Social, de donde pasó, en 1950, al Departamento de la Habitación. Viajó a Venezuela, y al regreso trabajó en el ICE, y llegó a ser asistente de gerencia. En 1965 retornó a la Caja y desempeñó los cargos de secretaria general, secretaria de la Junta Directiva y subgerente administrativa.

Autora de poesías, novelas y ensayos, ha merecido el premio Aquileo J. Echeverría en 1966 y 1971. Algunas de sus obras han sido traducidas al inglés, hebreo, yugoslavo y griego. Entre ellas están América, Canción de la ternura, Hacia tu isla, En el círculo de los pronombres, Misa a oscuras, Camino al mediodía, Memorias de un hombre palabra, Los girasoles perdidos, Responso para el niño Juan Manuel, Las relaciones públicas en las instituciones de seguridad social, Idioma del invierno, Hoy es un largo día, Diario de una multitud, Por las páginas de la Biblia y los caminos de Israel, Mi guerrilla, y Cinco temas en busca de un pensador. Acerca de una de sus novelas trascendentes, Los perros no ladraron, la profesora Virginia Sandoval de Fonseca opina que encarna una de las facetas del mundo de hoy en que el ser de carne y hueso vive el drama sin gloria del trabajo cotidiano, de la falta de solidaridad humana que engendra pesimismo... Y añade: Esta novela ofrece un mundo sórdido, la odisea antiheroica del burócrata sometido a unas condiciones de vida poco apetecibles.

Carmen Naranjo recibió el Premio Nacional de Cultura Magón en 1986.