Álvaro Murillo, Irene Vizcaíno. 25 junio, 2010
 Ofelia Tailtelbaum acudió a la Sala IV ayer por la tarde.Carlos González
Ofelia Tailtelbaum acudió a la Sala IV ayer por la tarde.Carlos González

En un intento de frenar el referendo para consultar si se debe permitir la unión civil entre personas del mismo sexo, la Defensoría de los Habitantes presentó ayer una acción de inconstitucionalidad ante la Sala IV.

La gestión la hizo la defensora, Ofelia Taitelbaum, para solicitar que los temas de derechos humanos no sean objeto de referendos.

“Para la Defensoría, el mecanismo del referendo no puede ser legítimamente empleado para poner en tela de duda si un determinado grupo de habitantes tiene, o no, la titularidad de derechos civiles, sociales y económicos”, señala la entidad en un comunicado.

Según el reclamo, los límites establecidos a la consulta popular deben ser mayores a los que establece el artículo 2 de la Ley de Regulación del Referendo.

Según la Defensoría, el hecho de no incluir en la lista los derechos humanos violenta el artículo 105 de la Constitución Política y el derecho internacional.

El referendo que decidiría si los homosexuales pueden unirse civilmente está previsto para diciembre, siempre que los solicitantes cumplan con los requisitos, los cuales está revisando el Tribunal Supremo de Elecciones.