Archivo

Congreso pretende terminar con las leyes obsoletas

La obligación de presentarse a tomar armas para defender al Estado, la declaración de guerra a Alemania y el reclutamiento de solteros, vagos y viciosos, son tres de las normas que pretende derogar el Congreso por ser obsoletas.

Un convenio firmado el jueves por la Asamblea Legislativa y el Colegio de Abogados permitirá depurar el marco jurídico costarricense, explicó el presidente del Congreso, Juan Carlos Mendoza.

La propuesta plantea revisar las 17.774 leyes que están vigentes, para hacer la derogación de todas las normas que no tienen aplicación.

El proceso “es necesario en un país abarrotado de leyes contradictorias”, agregó Mendoza, quien aboga porque el Poder Ejecutivo haga lo mismo con los decretos.

“Hay leyes desmanteladas que prácticamente quedan con un artículo en vigencia. Esta cantidad de legislación está produciendo una verdadera inseguridad jurídica, porque no se sabe si rigen o no”, dijo la diputada Gloria Bejarano, quien también impulsa el plan.

El presidente del Colegio de Abogados, Gary Amador, enfatizó que debe derogarse lo que realmente obstruya el sistema, e indicó que la meta es finalizar antes de que termine el actual Gobierno.

El convenio plantea conformar una comisión mixta de expertos tanto del Colegio de Abogados como de la Asamblea para que analice cada una de las leyes.

Finalizado el análisis, el Congreso redactaría un proyecto de ley para realizar la derogación de las normas que ya no sean funcionales, explicó Mendoza. La revisión abarcará la legislación en el país desde 1825 hasta la fecha. El estudio se iniciará con la materia penal del marco legal vigente.