26 enero, 2006

Pelotero venezolano

Caracas. EFE. El pelotero venezolano Carlos El Café Martínez falleció el martes víctima de una larga enfermedad, tras jugar 15 años en la liga local y siete temporadas en las Grandes Ligas estadounidenses.

Martínez, de 40 años de edad, fue figura emblemática en su país con los Tiburones de La Guaira, donde destacó junto al actual manejador de los Medias Blancas de Chicago, Oswaldo Guillén, y otro grupo de jugadores.

En la liga venezolana, Café Martínez participó entre 1983 y 1998 y dejó un promedio de bateo de por vida de 274 puntos, 39 cuadrangulares y 265 carreras impulsadas en 1.794 turnos ofensivos.

En las Grandes Ligas de Estados Unidos, Martínez estuvo activo en siete temporadas con los Medias Blancas de Chicago, los Indios de Cleveland y Los Angelinos de California (hoy de Los Ángeles).

El venezolano terminó en las Grandes Ligas con un promedio de 261 puntos en 1.424 turnos ofensivos, con un total de 24 cuadrangulares y remolcando 152 carreras.

Complicaciones. Martínez murió a las 4:30 de la madrugada del martes en el estado costanero de Vargas, a unos 20 kilómetros de Caracas, por complicaciones de una enfermedad que lo aquejó por años y en 1998 lo obligó a retirarse como pelotero activo.

"Fue hospitalizado varias veces hasta que la semana pasada me lo entregaron. Ya no había nada que hacer", dijo su esposa Evelyn de Martínez, quien declinó dar información sobre la enfermedad.

"Él quería pasar sus últimos días aquí en su casa, con su familia", agregó entre lágrimas.

Martínez nació el 11 de agosto de 1965 en la barriada pobre de la ciudad portuaria de La Guaira.

A los 18 años, empezó como inicialista en el beisbol profesional vistiendo la camiseta de los Tiburones, donde revolucionó la pelota venezolana por su manera de jugar con velocidad y defensa.