Juan Pablo Arias. 11 agosto, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 5

Las exportaciones de alta tecnología, generadas principalmente por la firma de microprocesadores Intel, pesan en la ubicación de Belén como el cantón más competitivo del país.

Así lo confirman los datos del Índice de Competitividad Cantonal del 2011, divulgado ayer por el Observatorio del Desarrollo, de la Universidad de Costa Rica, y el Consejo de Promoción de la Competitividad (CPC).

Dos de los temas que influyen en mayor grado son el potencial de innovación y el desarrollo de infraestructura en el cantón.

En el tema de innovación, se toman en cuenta la concentración de exportaciones de alta tecnología y el número de proyectos de investigación, entre otros.

En cuanto a infraestructura, se incluyen los kilómetros de red vial y la cantidad de viviendas con acceso a electricidad, agua potable, teléfono fijo e Internet.

Líderes. Belén, en Heredia, y los cantones Central y Montes de Oca, en San José, lideran el Índice de Competitividad Cantonal .

A este grupo le siguen los cantones de Tibás, Curridabat, Escazú, Central de Heredia, Alfaro Ruiz y Flores.

Según Anabelle Ulate, directora del Observatorio del Desarrollo, el Índice cuantifica los factores que le dan ventaja relativa a la actividad económica del cantón.

“La ubicación de los cantones dentro del Índice no los define como buenos o malos, sino que indica su capacidad para generar competitividad”, agregó.

Por quinto año consecutivo, el cantón de Los Chiles, en Alajuela, se posicionó como el cantón menos competitivo del país.

Pese a la mala ubicación de Upala (entre los últimos diez), ese es uno de los cantones con más crecimiento en consumo eléctrico y generación de empleo. Mientras, San José lidera el clima empresarial, pero está entre los últimos en calidad de vida.