14 octubre, 2006

Lima, 13 oct (EFE).- El fundador de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, y su compañera sentimental y número dos de la organización maoísta, Elena Iparraguirre, fueron condenados hoy a cadena perpetua por terrorismo agravado y homicidio calificado.

También fueron condenados por estos delitos otros diez integrantes de la cúpula de Sendero a penas de entre 25 y 35 años de prisión, aunque todos fueron absueltos, incluido Guzmán, de apología del terrorismo.

Tras más de ocho horas de lectura de la sentencia, la Sala Penal Nacional de Terrorismo de Perú, presidida por el magistrado Pablo Talavera, determinó que la cúpula senderista en su conjunto deberá pagar 1.118 millones de dólares como reparación civil.

Además, Guzmán, alias "camarada Gonzalo", deberá abonar más de 77.000 dólares a los familiares de las víctimas de la masacre de Lucanamarca, donde Sendero Luminoso mató en 1983 a 69 campesinos a machetazos, entre ellos una veintena de niños.

Según la sentencia difundida hoy tras un año de proceso judicial, el número tres de Sendero Luminoso, Oscar Ramírez Durand, alias "Feliciano" y quien se había acogido a la ley de colaboración eficaz por sus desavenencias con Guzmán, recibió una pena de 25 años y fue autorizado su traslado de la Base Naval del Callao a un penal no militar.

Las dirigentes senderistas Laura Zambrano y María Pantoja, quienes formaron parte del "Socorro Popular", el comité encargado de los atentados y asesinatos selectivos en Lima y sur del país, fueron sentenciadas a 35 años de prisión.

El resto de los integrantes del Comité Popular: Angélica Salas, Margie Clavo, Martha Huatay, Víctor Zavala, Margot Liendo, Osmán Morote y Victoria Trujillo, recibieron una sentencia de 25 años. EFE

pau/erm/emr

(con fotografía)