Juan Hernández. 11 enero
Con la versión en inglés de Matate, amor, Ariana Harwicz fue candidata al Premio Man Booker International en el 2018. Foto: Cortesía Ariana Harwicz.
Con la versión en inglés de Matate, amor, Ariana Harwicz fue candidata al Premio Man Booker International en el 2018. Foto: Cortesía Ariana Harwicz.

¿Cómo se decide formar una familia? La respuesta cae en el anodino tema del núcleo familiar y la sobrevivencia de la especie humana. Hay familias que se moldean con la tradición y otras que nacen del accidente o los accidentes. Ya luego, se discute el tema de la familia tradicional como soporte moral de una sociedad que ha demostrado que la violencia existe en cualquier bando.

Se puede entender y tolerar, en nuestra sociedad, el argumento del divorcio, incluso el abandono de la parte masculina en la relación, pero jamás se puede comprender (o aceptar) cuando es la mujer quien entra en crisis y cuestiona su matrimonio y, menos, su maternidad, su cuerpo o sus decisiones en la vida. La mujer que pare está condenada a ser lo que sociedad quiere que sea, y cuando no, se cuestiona su cordura. A este punto de tensión frenética nos lleva Matate, amor (Lanzallamas, 2019) de la escritora argentina Ariana Harwicz.

Harwicz (1977), quien saltó a la fama en 2012 con esta obra, ha escrito dos novelas más: La débil mental (2014) y Precoz (2015), consideradas una “trilogía de la pasión”. Recientemente, Anagrama publica Degenerado (2019).

Con cuatro novelas, esta escritora argentina (guionista y dramaturga) radicada en Francia, moldea el arte poético de las historias con una inusual violencia donde explora las más ocultas pasiones humanas, aquellas donde la moral establecida comienza a doblarse para herir una susceptibilidad fragmentada entre el deber ser y el deseo de querer ser y abandonar todo en las hogueras de la vida conyugal, la maternidad, la sexualidad o los deseos más oscuros del ser humano.

La primera edición de este libro se publicó en el 2012. Harwicz es considerada como una de las renovadoras de la narrativa en español.
La primera edición de este libro se publicó en el 2012. Harwicz es considerada como una de las renovadoras de la narrativa en español.

Matate, amor, un lenguaje poético y una prosa en las que se debe aguantar la respiración, nos lleva a descubrir los impulsos de una mujer sobre su decisión de maternidad, su vida conyugal atrapada en una casa en un bosque, en un pueblo donde el hastío se hace insoportable, donde los accidentes o la muerte se vuelven algo común y normalizado o donde, como dice su autora, “ya vendrá la época en que serán lo mismo un hombre vivo y un difunto”. En un bosque en el que un ciervo simboliza un posible escape en el reflejo de sus ojos de una jaula donde la protagonista está en cautiverio y donde “no importa que pasara la mañana entera pensando cómo traducir mi estado de encierro. No importa que caminara a lo largo del río seco y verduzco recorriendo mentalmente mil palabras sin encontrar la correcta.”

La protagonista, atrapada en una burbuja social donde parece no tener escape y donde su mente comienza a cuestionar la vida misma o la vida de su esposo y su hijo, se va tornando en una olla de presión a punto de explotar, donde todo aquel que la rodea es un posible enemigo. “Esta imagen que crece en mí haciendo estragos. El horror de este deseo”, nos dice su autora.

Harwicz logra tejer las oscuras pasiones y deseos con una escritura estilizada con imágenes poéticas crudas y punzantes, una tarea en la que por más que intentemos huir de su narrativa, no es posible alejarnos de ella y en la que, aunque nos falte el aire, vamos a querer llegar al final para entender qué pasa con la protagonista de esta brutal novela.

El libro en detalle

Título: Matate, amor

Autora: Ariana Harwicz

Editorial: Lanzallamas, 2019

Páginas: 186

Venta: Librería Internacional