Juan Diego Villarreal. Hace 4 días
El velocista Nery Brenes y la taekwondista Neshy Lee estuvieron presentes este viernes durante la presentación de los patrocinadores del Comité Olímpico de cara a las olimpiadas de Tokio 2020. Fotografía: José Cordero
El velocista Nery Brenes y la taekwondista Neshy Lee estuvieron presentes este viernes durante la presentación de los patrocinadores del Comité Olímpico de cara a las olimpiadas de Tokio 2020. Fotografía: José Cordero

El atleta Nery Brenes es consciente que está en el ocaso de su carrera deportiva y que cada evento en el que participa será uno menos en su dilatada trayectoria internacional.

Sus planes cambiaron porque el Mundial de Atletismo Bajo Techo en Nanjing, China, se suspendió debido al coronavirus. Ahora Brenes enfila sus baterías a obtener la marcar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, los cuales serían los cuartos en forma consecutiva. De clasificar, se convertirá en el primer atleta costarricense en asistir a cuatro olimpiadas.

“Cuando iniciamos la pretemporada, en octubre, teníamos como meta terminar en agosto con las clasificaciones al Mundial Indoor y a Tokio 2020. El primero lo suspendieron y ahora nuestro objetivo es poder clasificarnos a los olímpicos, ya sea en los 400 (44:90) o los 200 (20:24) metros lisos. Si logramos las dos marcas, deberíamos escoger una de las pruebas”, manifestó Brenes, quien ya estuvo en Pekín (China, 2008), Londres (Inglaterra, 2012) y Río de Janeiro (Brasil, 2016).

Nery destacó que más allá que las personas consideran que ya ‘está muy viejo’, lo importante son los resultados y los tiempos que al final son los que deciden si logra su boleto a los olímpicos o bien a otra competencia planetaria.

Nery Brenes buscará la marca para sus cuartos Juegos Olímpicos

“Es cierto que estoy más viejo (34 años), pero me siento en muy buena forma física. En Boston (Estados Unidos), durante la primera competencia del año bajo techo (48:48), las cosas no salieron como esperábamos, pero igual fue solo un test, no era una carrera que teníamos programada y no el reflejo de lo que estamos entrenando y los tiempos al final son los que deciden”, aseguró Brenes.

Arranca en abril. El velocista caribeño indicó que espera comenzar a competir en torneos al aire libre en abril próximo, buscando la marca para los olímpicos. Aunque todavía no tiene claro si los primeros eventos serán en Estados Unidos, Suramérica o bien Europa.

"La marca de los 400 es la más exigente en la historia de las olimpiadas, pero anteriormente logramos bajar del 44, por lo que no es imposible, nos hemos preparado bien, venimos entrenando más fuerte y considero que tenemos la velocidad, por lo que debemos incrementar la resistencia, lo cual me ha costado en los últimos años”, explicó Brenes.

El caribeño indicó que el umbral del dolor producido por el ácido láctico es una sensación a la cual los atletas del evento del 400 libre deben acostumbrarse desde su primera carrera, por lo que confía en cerrar mejor que en las últimas competencias, en las que no tuvo los resultados deseados.

“A mayor edad la resistencia al dolor es mayor, por lo que tenemos esa ventaja. Es claro que no es fácil, pero al tener la velocidad es cuestión de trabajar (la resistencia) con mi entrenador (Emmanuel Chanto) para tener mejores resultados en la pista. Estamos confiados en poder lograrlo y por esa razón me vine junto a mi familia de Limón para entrenar con mi equipo”, acotó Brenes.