Columnistas

Enfermos de nimiedades

Costa Rica no merece tanta inequidad

Esta amada patria no merece la inequidad que vive. Jamás ha sido tanta. La desigualdad campea por sus fueros y, con ella, los contrastes de vida. La holgura convive con la desesperanza y la angustiosa necesidad de empleo lleva hasta aceptar golpizas de patronos. Esta dicotomía a unos los conduce al crimen y a otros, en alturas de lujo, los agobia la insoportable levedad del ser.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.