1 junio, 2016
Estos africanos esperaban el viernes el almuerzo en el comedor de la Iglesia católica.
Estos africanos esperaban el viernes el almuerzo en el comedor de la Iglesia católica.

Los Chiles.

El Hospital de San Carlos atiende por tuberculosis a uno de los migrante africanos que se aglutinaron en el cantón fronterizo de Los Chiles. El paciente dio positivo en el examen e, inmediatamente, fue aislado para evitar que contagiara a otras personas.

Así lo confirmó Cindy Rodríguez Araya, encargada de Epidemiología del hospital en el cantón fronterizo.

El extracontinental fue trasladado a ese centro médico en Ciudad Quesada, luego de haber recibido la primera atención en el Hospital de Los Chiles.

La doctora Rodríguez agregó que se tomarán pruebas de saliva a los demás africanos que viajan con él, y que son atendidos por la Iglesia católica de Los Chiles, para descartar más casos.

El primero en alertar sobre esa hospitalización fue el fray Víctor Treminio, cura párroco de la Parroquia de Los Chiles, pues es uno de los migrantes a quienes su Iglesia da comida y hospedaje. Según él, se trata de Kalifa Muamed, de Ghana.

Él y varias centenares llegaron al país con la intención de cruzar a Nicaragua y continuar su peregrinaje hasta Estados Unidos, a donde viajan en busca del “sueño americano”.

La tuberculosis en es una enfermedad infecciosa, causada por una bacteria que por lo general afecta a los pulmones. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial.

No obstante, en Costa Rica la cantidad de casos va en descenso. Entre el 2004 y el 2013, la tasa de incidencia se redujo en un 60% al pasar de 20 casos por cada 100.000 habitantes a 8 casos por cada 100.000 habitantes, de acuerdo con datos de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

La CCSS sostiene que esa baja se debió a un programa de intervención sanitaria que ha permitido ir eliminando la presencia de la enfermedad.