Gobierno 'exhortó' a sindicatos para que no llamen a las bases a protestar

Por: Manuel Avendaño A. 22 octubre, 2015

Redacción

La reunión de dos horas entre el Gobierno y el bloque sindical Patria Justa no sirvió para frenar la huelga convocada por los gremios para el próximo 26 de octubre.

Según el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro, la administración le solicitó a los sindicatos resumir y delimitar en tres puntos los temas prioritarios que desean abordar en un diálogo con el Ejecutivo.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís se reunió con el bloque sindical Patria Justa este jueves para hablar sobre la huelga del 26 de octubre.
El presidente de la República, Luis Guillermo Solís se reunió con el bloque sindical Patria Justa este jueves para hablar sobre la huelga del 26 de octubre.

Por su parte, los líderes sindicales explicaron al terminar la reunión que entregarán las tres propuestas de temas en las próximas horas, pero eso no significa que se deponga la protesta.

Así las cosas, Alfaro "exhortó" a los sindicatos de Patria Justa para que detengan la huelga. Patria justa se opone a las intenciones del Gobierno de regular beneficios adicionales en el sector público y de impulsar una ley de empleo público en momentos de déficit fiscal.

El jerarca explicó este jueves, tras el encuentro, que la intención del Gobierno es siempre tratar de que no se den huelgas; sin embargo, Patria Justa decidió mantener en pie el movimiento.

En la reunión en Casa Presidencial, que se prolongó por casi dos horas, estuvieron el presidente de la República, Luis Guillermo Solís; el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro; y el de Trabajo, Víctor Morales.

Patria Justa anunció que la huelga se manifestará en 13 puntos distintos del país. Incluirá a trabajadores de los muelles de Limón y Moín, además del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), del Gobierno central, municipalidades y enfermeros de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

Alfaro aclaró que las autoridades no permitirán bloqueos en carreteras y cada institución pública aplicará los procedimientos correspondientes para cada trabajador público que participe en la huelga.

Los líderes sindicales y el ministro de la Presidencia coincidieron en que se mantienen los canales de comunicación abiertos de cara a la huelga del próximo lunes. Lo que se pretende es alcanzar un acuerdo entre las partes e iniciar un diálogo sobre empleo público que, a la vez, frene el movimiento.

A las 3 p. m. estaba previsto que el Gobierno se reuniera con el Bloque Unitario Social y Sindical Costarricense (Bussco), que agrupa a sindicatos de salud y educación.