Sector patronal está en contra de incluir aumento de cuota obrera en análisis de reforma a sistema de pensiones de la CCSS

Por: Ángela Ávalos 19 junio

El presidente Luis Guillermo Solís Rivera considera necesaria "una discusión profunda sobre la situación del IVM", y asegura que todas las medidas se deben discutir "en aras de absoluta transparencia".

En sus declaraciones, enviadas en un correo electrónico de su oficina de prensa, el mandatario omite referirse directamente a la solicitud de los empresarios, quienes le pedían aclarar su posición en torno al incremento de un punto porcentual en la cuota obrera para pensiones.

"Sobre la situación del IVM, el Poder Ejecutivo ha reiterado en muchas ocasiones de manera pública que se deben discutir a fondo todas las medidas para el Régimen de Invalidez Vejez y Muerte, en aras de absoluta transparencia. Se requiere una discusión profunda sobre la situación del IVM", menciona el texto enviado a La Nación la tarde de este lunes, por prensa de Casa Presidencial.
Solís también lamenta el retiro temporal del sector empresarial de la mesa de diálogo, que revisa una eventual reforma al régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), administrado por la Caja.

"El Poder Ejecutivo reitera la voluntad y la necesidad de seguir dialogando como parte de un ejercicio muy costarricense para encontrar soluciones". El correo no entra en mayores detalles.

Este ajuste de un punto porcentual en la cuota obrera entrará a regir parcialmente en once días, según acordó la Junta Directiva de la Caja el 1.° de junio pasado.

Según la decisión de la entidad –que se tomó con siete votos a favor y dos en contra–, el aumento se aplicará de forma escalonada: el primero de 0,5 puntos porcentuales a partir del 1.° de julio y los segundos 0,5 puntos porcentuales regirán a partir del 1.° de enero del 2018.

Luis Mesalles, vocero de los patronos en ese foro, confirmó a La Nación, vía telefónica, que este sector mantiene su posición de no asistir a las reuniones de la mesa de diálogo si no es el mismo Solís quien les aclara la contradicción en la cual, según los empresarios, entraron Hasbum y el nuevo presidente de la Caja, Fernando Llorca.

En días pasados, Hasbum manifestó que hay interés del Gobierno en llevar el aumento del punto porcentual a discusión en la mesa de diálogo, mientras Llorca sostuvo que es un acuerdo irreversible.

Sesión fallida

La sexta reunión de ese foro, conformado por representantes de los trabajadores, patronos y del Estado, se realizó la mañana de este lunes sin presencia de los empresarios.

"Primero, queremos aclarar que nosotros sí le enviamos un correo formal al señor Roberto Artavia –facilitador titular de la mesa– diciendo que nosotros manteníamos el retiro temporal. Aún así, los demás miembros de la mesa decidieron presentarse y desconocer el comunicado oficial que le hicimos llegar al facilitador", dijo Mesalles.

"Seguimos esperando que el señor Presidente aclare cuál es la posición del Gobierno. Hemos recibido declaraciones contradictorias con respecto al incremento del 1%. Para nosotros, el señor ministro de Trabajo no es el interlocutor adecuado, no es el vocero en este asunto; es el Presidente quien tiene que dilucidar esta situación", dijo Mesalles.

"La bola está en manos del Presidente, de ver si esto se puede resolver o si vamos a seguir pateando la bola hacia adelante", agregó el vocero de los empresarios.

Consultado esta mañana por La Nación, Alfredo Hasbum sostuvo que el presidente Luis Guillermo Solís quiere que se suspenda el aumento en el aporte de los trabajadores a las pensiones del IVM.

La mesa de diálogo tenía prevista la reunión a las 9 a. m. en el Hotel Holiday Inn. Los representantes empresariales no llegaron.
La mesa de diálogo tenía prevista la reunión a las 9 a. m. en el Hotel Holiday Inn. Los representantes empresariales no llegaron.

"Si tiene que aclarar o no es materia del presidente. Yo puedo decir al respecto que nosotros hemos sido claros desde el inicio, lo que pedimos es una suspensión, mientras aquí se debate una paquete de medidas", dijo el ministro.

Según Hasbum, la intención "no es dejar sin efecto, sino detener los efectos" del incremento. Según él, la mesa de diálogo podría estudiar otras gradualidades u otras soluciones.

El ministro reconoció, eso sí, que dejarlo en suspenso correspondería a la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social, el órgano que tomó la decisión el 1.° de junio pasado.

Para Mesalles, la "suspensión" de la que habla Hasbum significa "ponerle más presión a la Junta Directiva de la Caja, que votó con un acuerdo de mayoría (el incremento). Parece que el ministro de Trabajo insiste en desconocer el acuerdo".

Ejemplos de incremento de 0,5% en cuota obrera a partir del 1°. de julio.
Ejemplos de incremento de 0,5% en cuota obrera a partir del 1°. de julio.
Presión de Uccaep se mantiene

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) emplazó públicamente, al mandatario, hace más de una semana, para que aclarara el tema, pero a la fecha no ha habido respuesta. Por esa razón, los empresarios no acudieron a la sesión de trabajo de la mesa de diálogo de este lunes.

"Lamentamos la ausencia del sector empresarial desde la óptica de esta mesa de diálogos, donde el sector empresarial manifiesta que se está retirando solo con una comunicación pública pero sin formalidad", dijo Marta Rodríguez, representante de los trabajadores.

Fabio Alpízar, facilitador suplente de la mesa de diálogo y asesor de la Gerencia de Pensiones de la CCSS, explicó que este lunes continuaron con algunas presentaciones pendientes, aunque esta no podría considerarse una reunión formal de trabajo por la ausencia de los voceros patronales.

En la mesa participan 10 representantes: tres de los empresarios, tres del Estado y cuatro del sector laboral. El cuórum se conforma con al menos dos representantes de cada sector.

Ese foro fue creado para discutir una reforma al IVM, régimen que entrará en crisis en el mediano plazo si no se toman medidas para ajustar la edad de retiro, los beneficios para los jubilados y las cuotas de pensión, según un estudio actuarial de la Universidad de Costa Rica (UCR).