Columnistas

La corrupción y el dilema del huevo y la gallina

Los valores se aprenden y consolidan en la práctica social e institucional, no en los libros

¿Es la corrupción inherente a las personas o tiene un origen social e institucional? Dicho de otra manera, en una discusión sin fin, ¿qué es primero: el huevo o la gallina? Sin huevo no hay gallina y sin gallina no hay huevos.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.