La obra tiene un costo de $8,6 millones, cerca de ¢4.650 millones.

Por: Steven Oviedo 2 junio, 2015

Redacción

El diseño de la ampliación a cuatro carriles en el tramo de 1,7 kilómetros entre el cementerio de Jardines del Recuerdo en la Valencia de Heredia y la fabrica Pozuelo, en la Uruca, será presentado esta semana.

Entre Jardines de Recuerdo (Heredia) y La Uruca, los oficiales dan prioridad de paso a los conductores que se dirigen a San José. Lo mismo ocurre entre Santo Domingo y Tibás (abajo). | RAFAEL MURILLO.
Entre Jardines de Recuerdo (Heredia) y La Uruca, los oficiales dan prioridad de paso a los conductores que se dirigen a San José. Lo mismo ocurre entre Santo Domingo y Tibás (abajo). | RAFAEL MURILLO.

Según Carlos Villalta, encargado de la obra por parte del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), una vez recibida la propuesta se revisará la misma, que incluye "la ampliación de la carretera a cuatro carriles y la construcción de dos puentes nuevos de dos carriles cada uno, sobre el río Virilla".

Cuando se aprueben los planos se dará la orden de inicio del proyecto. Se espera que los trabajos comiencen en el mes de agosto y tendrán una duración de 330 días, por lo que el proyecto estaría listo en el segundo semestre del 2016.

El puente sobre el río Virilla será demolido en su totalidad, ya que un reforzamiento del actual paso elevado equivale al 65% de la inversión de una estructura nueva.

Se construirá primero un puente nuevo a dos carriles, para mantener el paso abierto y luego se demolerá la vieja estructura, para construir en su lugar otro paso a dos carriles.

Los nuevos puentes gemelos tendrán 126 metros de longitud, con aceras y barandas, tendrá un ancho de 9,96 metros, espaldones de 50 metros a cada lado y una acera de 1,2 metros para los peatones.

En un par de semanas arrancará la demolición de algunos de los 50 terrenos expropiados por el Estado y algunas cercas, como parte de las fases previas a la orden de inicio.

Por esta ruta transitan cerca de 34.096 vehículos diariamente.

Este proyecto tiene un costo de $8,6 millones, es decir unos ¢4.650 millones y está a cargo de la empresa Constructora Pirenaica S.A., de origen español. El financiamiento proviene del Banco Interamericano de Desarrollo.

Etiquetado como: