Aarón Sequeira. 25 noviembre, 2017
Terminal de Contenedores de Moín. Foto con drone de Warren Campos.
Terminal de Contenedores de Moín. Foto con drone de Warren Campos.

El candidato presidencial del Partido Integración Nacional (PIN), Juan Diego Castro, aseguró, durante una reunión con sindicalistas de la zona de Limón, que está dispuesto a revisar el contrato de la Terminal de Contenedores de Moín, obra actualmente en construcción.

La declaración está recogida en un video que Castro publicó el jueves 23 de noviembre a las 10:14 a. m. en su página de Facebook, donde responde consultas de varios miembros del Frente de Trabajadores Limonenses (Fetral).

Cuando un miembro de la Fetral le preguntó: “¿Cuál va a ser su postura sobre el contrato de APM Terminals, donde a esa transnacional se le está entregando toda la carga de Japdeva?”, Castro propuso esa revisión.

El aspirante del PIN expresó: “Esos contratos, que son no solo megapuerto, sino también megacontratos, tienen que ser revisados con mucho cuidado y de manera muy real y transparente”. “Todo lo que se contrata puede ser revisado, analizado y hasta revocado. No puedo decir en este momento que no se van a respetar esos contratos. Yo quiero revisarlos con un equipo de abogados que entiendan bien qué pasó”, añadió Castro en su reunión con los dirigentes gremiales.

El contrato para la construcción de la megaterminal es por $1.000 millones y su inauguración está prevista para febrero del 2019, pues la entrega se ha atrasado en varias ocasiones a pesar de que originalmente la fecha establecida en el contrato era el 18 de enero del 2018.

El atraso responde a varios defectos constructivos en la obra, entre ellos, unos problemas de compactación del terreno de la isla artificial y la inclinación de los pilotes del rompeolas.

La Nación intentó conocer las razones que motivan a Castro para plantear la revisión del contrato entre el Estado costarricense y la empresa holandesa APM Terminals. Sin embargo, el candidato presidencial no respondió las 25 llamadas telefónicas que se le hicieron, ni un mensaje enviado por WhatsApp.

También se buscó la reacción de la compañía APM Terminals ante la declaración de Castro, pero el periodista de la multinacional, Freddy Serrano, explicó que no tenía al vocero oficial de la firma, Kenneth Waugh, a su alcance.

Sin embargo, Serrano facilitó una posición que en otras ocasiones ha externado la empresa sobre el contrato:

“APM Terminals ha cumplido con todos los requisitos técnicos y legales para diseñar, construir y operar la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), según la concesión vigente. Por políticas de la compañía no emitimos criterio sobre declaraciones de una campaña política, pues ante todo respetamos el marco legal e institucional que rige un Estado de derecho.

“La decisión del Estado costarricense de construir la TCM responde a un plan maestro de Japdeva (Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica), el cual busca la especialización de terminales en el Caribe, de forma tal que APM Terminals es solo un actor en el futuro logístico eficiente de Limón”, se lee en la declaración.

Luego de la reunión con los miembros de la Fetral, Juan Diego Castro visitó las instalaciones del muelle alemán, a cargo de Japdeva.

En ese lugar, los trabajadores lo llevaron por las instalaciones, donde el equipo de la campaña electoral del aspirante presidencial realizó tomas para el video que luego publicó en Facebook. Castro incluso pudo subir a una grúa pórtica y hacer grabaciones allí.

Candidato no respondió llamadas, pero publicó en Facebook

Aunque La Nación intentó preguntarle al candidato del PIN específicamente qué puntos quiere revisar del contrato de la Terminal de Contenedores de Moín, no fue posible obtener una respuesta.

Se le hicieron 25 llamadas telefónicas, entre las 4:02 p. m. y las 5:01 p. m. de este sábado. En algunas de ellas, Castro aceptó la llamada, pero la dejó abierta mientras conversaba con otras personas.

Así sucedió en una llamada que contestó a las 4:06 p. m., en la que, durante al menos un minuto se mantuvo el sonido ambiente sin que el candidato dijera nada. En otra, a las 4:16 p. m., sucedió lo mismo por dos minutos.

También se le envió un mensaje de WhatsApp a las 4:48 p. m., que fue entregado en su teléfono a las 4:50 p. m. y que a la hora de cierre de este artículo no había visto.

En ese mensaje, se le saludó y se le pidió espacio para hacerle un par de consultas en relación con su declaración sobre el megapuerto.

A las 5:02 p. m., el periodista de Castro, Roberto Acosta, hizo una llamada de dos minutos al periodista encargado de esta nota, a quien le informó que el candidato le había indicado que tenía varias llamadas.

Acosta preguntó el tema que se le consultaría al político y se le dijo que eran consultas sobre las declaraciones en el video grabado en Limón esta semana.

Pocos minutos después, Acosta respondió: “Negativo con comunicación con el hombre. No me responde. Si tengo suerte te llamo”.

A pesar de la gran cantidad de llamadas que se le hicieron, el mensaje escrito y el contacto con su periodista, Castro publicó a las 5:33 p. m. en su perfil en Facebook: “¡Extraño! Me han llamado 15 veces de un número 6100... y no me hablan. Será alguien de La Nación, que para mañana o el lunes o el martes va a publicar una noticia positiva sobre mi candidatura. Veremos. Yo mientras tanto sigo en Pavas recibiendo el apoyo y el cariño de mis compatriotas”.

Ya en una ocasión anterior, el candidato presidencial del PIN optó por publicar en Facebook las respuestas a preguntas que le realizó La Nación por vía telefónica, apenas concluyó la comunicación por esa vía.