Por: Michelle Soto 9 octubre, 2015
Los cactus son originarios de América, África y Asia. | UICN PARA LN
Los cactus son originarios de América, África y Asia. | UICN PARA LN

El tráfico ilegal amenaza a los cactus, al punto de que el 31% de las especies se encuentra en peligro de extinción.

Así lo dio a conocer un estudio elaborado por la Universidad de Cambridge , la Universidad de Exeter y la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), el cual se publicó en la revista científica Nature Plants .

“Esto coloca a los cactus entre los grupos taxonómicos catalogados en la Lista Roja de Especies de la UICN que están más amenazados, por encima de los mamíferos y las aves”, destacó UICN en un comunicado.

El tráfico ilegal de plantas vivas y semillas para la industria hortícola, así como para colecciones privadas, es la mayor amenaza para este grupo de plantas.

La industria hortícola los utiliza como alimento y también como medicina, por sus propiedades antiinflamatorias.

Los cactus son importantes para los ecosistemas áridos de América; solo existe una especie nativa en África y Asia.

Son fuente de alimento y agua para especies como venados, conejos, coyotes, lagartijas y tortugas, entre otros. Estos animales, a su vez, dispersan sus semillas.

Las flores de los cactus proveen de néctar a colibríes, murciélagos e insectos, como abejas y polillas, convirtiéndose estos en polinizadores.