Fanny Tayver Marín. 20 noviembre
Anthony López hizo 13 goles con Pérez Zeledón en los últimos dos años en Primera División. También marcó un tanto en la Liga Concacaf. Foto: Rafael Pacheco
Anthony López hizo 13 goles con Pérez Zeledón en los últimos dos años en Primera División. También marcó un tanto en la Liga Concacaf. Foto: Rafael Pacheco

El Anthony López que Alajuelense envió a préstamo a Pérez Zeledón, porque José Giacone lo quería en su escuadrón en San Isidro de El General, no es el mismo futbolista que regresa a la Liga a partir del Clausura 2019.

Ya no es aquel chiquillo al que le había costado mucho pelear por un puesto con los rojinegros, producto, en gran parte, por las lesiones que lo atacaron muy joven, pero que hoy son parte del pasado.

A los 18 años ya sumaba dos operaciones: una de ligamento y otra de menisco. Esa pierna izquierda que tanto lo hacía sufrir y que en su momento lo hizo vivir un calvario, también resulta una zurda prodigiosa a la hora de pegarle al balón y enviar un misil directo a la portería rival.

Esa es una característica del hijo de Harold López; del sobrino de Wílmer López.

Poco a poco, Anthony comenzó a escribir su propia historia en la cancha, al punto de que para referirse a él, ya no salen tanto a colación su papá, o su tío, el Pato. La tendencia es que ante los ojos de la afición, al futbolista que nació el 19 de enero de 1996 ya lo ven como un miembro más en la dinastía de los López en el fútbol nacional.

Anthony López posa con sus papás Harold López y Neffer Muñoz: así como con sus hermanas Mariangel y Sofía. Foto: Mario Cordero
Anthony López posa con sus papás Harold López y Neffer Muñoz: así como con sus hermanas Mariangel y Sofía. Foto: Mario Cordero

El Pato fue quien lo hizo debutar en la Primera División con la Liga, en aquel partido del 28 de agosto de 2016 en el que Wílmer dirigió de forma interina a los rojinegros en Ciudad Quesada, tras la renuncia de Giacone. Con Alajuelense, solo registra 76 minutos en la máxima categoría, distribuidos en cuatro juegos.

Luego se dio su préstamo con los Guerreros del Sur en el Verano 2017. En ese primer torneo con los generaleños jugó en dos partidos, sumando 40 minutos y se estrenó como anotador en Primera.

Pero su verdadero despegue fue en los siguientes tres torneos, en los que actuó 2.416 minutos en 36 partidos, marcó 13 goles que le ayudaron a Pérez Zeledón a conseguir resultados importantes, incluido el título nacional en el Apertura 2017, tras vencer en la final a Herediano.

Anthony López jugó los últimos dos años con Pérez Zeledón. Fotografía: José Cordero
Anthony López jugó los últimos dos años con Pérez Zeledón. Fotografía: José Cordero

Además, sumó experiencia internacional, pues jugó un partido de la Liga Concacaf contra el FAS de El Salvador, donde actuó en 84 minutos y marcó un gol.

Su contrato con la Liga expiraba en diciembre y todo hacía indicar que quedaba libre, pero la realidad es que todo se resolvió desde hace varias semanas y López renovó con Alajuelense.

La oficialidad se dará cuando termine este Apertura 2018, pues ese es el modus operandi de los manudos cuando llega el momento de hacer movimientos en su planilla, solo que este martes fue Pérez Zeledón el equipo que anunció los jugadores que no continúan y entre ellos, figura el volante que la Liga no dejó escapar y que también fue pretendido por los rojiamarillos.

De vuelta al equipo que el próximo 18 de junio cumplirá 100 años de fundación, Anthony se topará con todo un desafío.

Otra vez debe trabajar fuerte y luchar para ganarse un puesto en esa media cancha donde hay mucha competencia, con Alex López, Allen Guevara, Barlon Sequeira, Maalique Foster, Freddy Álvarez y José Luis Cordero, por citar algunos de los jugadores que tiene la Liga en su cintura.

Aunque claro está, ahora cuenta con el plus de que ya tiene rodaje y en todos esos partidos que jugó aprendió a confiar en lo que puede hacer.

Ese fue el día en que Anthony López debutó en la Primera División. El juego lo dirigió Wílmer López y Alajuelense venció 2-1 a San Carlos en Ciudad Quesada. Fotografía: Rafael Pacheco
Ese fue el día en que Anthony López debutó en la Primera División. El juego lo dirigió Wílmer López y Alajuelense venció 2-1 a San Carlos en Ciudad Quesada. Fotografía: Rafael Pacheco

A Anthony le hizo bien ir a Pérez Zeledón y aprovechar la oportunidad de jugar que en ese momento no iba a tener en la Liga.

Y el cuadro generaleño también se vio beneficiado con el fútbol y los goles de López. Durante estos dos años, esa fue una relación ganar- ganar. Sería mezquino que alguna de las dos partes no lo reconociera así.

Su caso evidencia la importancia de los préstamos, que no todos los jugadores tienen la madurez de tomarlos bien, porque para algunos se convierte como el fin del mundo. Sin embargo, el que ve esa situación como una oportunidad, como una especie de pasantía para crecer, obtiene buenos resultados.

López es el caso más reciente, pero ya le había pasado a otros jugadores, como Esteban Marín o Luis Sequeira y también se vuelve un ejemplo para otros futbolistas de Alajuelense que hoy están a préstamo.