Autoridades aclaran que no se ha pensado en cerrar el programa ante rumores entre pacientes

Por: Patricia Recio 18 febrero, 2016
El trasplante de hígado es uno de los que tiene una lista de espera más larga, pues se necesita un donador compatible. | ARCHIVO
El trasplante de hígado es uno de los que tiene una lista de espera más larga, pues se necesita un donador compatible. | ARCHIVO

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), anunció que trabajan en un plan para fortalecer el programa de trasplantes, que incluye no solo a los hospitales receptores sino también a los donadores.

María del Rocío Sáenz, presidenta ejecutiva de la CCSS aseguró que como parte de ese proceso se reforzó el programa de trasplante hepático en el Hospital Nacional de Niños y se mantendrá el recurso existente en el Hospital México.

La presidenta de la institución realizó el anuncio tras conocer que existe preocupación entre algunos pacientes por supuestos rumores de cierre del programa hepático que funciona el México.

La gerente médica de la Caja, María Eugenia Villalta, añadió no existe razón para que algunos pacientes se encuentren preocupados ante estos rumores de cierre e insistió en que se han realizado esfuerzos en regulación, normativa y fortalecimiento del recurso humano en todos los programas de trasplante que ejecuta la institución.

Según Villalta, el plan implica una mejora financiera de los centros que realizan estos procedimientos y además se homologarán los mecanismos de pago para todos los médicos que trabajan en estos programas, con el fin de que tengan las mismas condiciones de los profesionales del programa de trasplante hepático del México.

Este modelo se evaluará durante cuatro meses, para finalmente presentar un modelo de pago definitivo.

De acuerdo con los datos de la CCSS, en el 2015 se realizaron 188 trasplantes, en promedio tres por semana. Además, la tasa de donación creció a razón de 10 por millón de habitantes. En el 2014 la tasa de donación fue de 3,1 por millón de habitantes.