Por: Esteban Oviedo 1 septiembre

El diputado Vìctor Morales Zapata, uno de los más cercanos al presidente Luis Guillermo Solís, se aferró a su puesto luego de que el candidato presidencial del PAC, Carlos Alvarado, le pidió renunciar de inmediato tras revelarse que el legislador llamó al presidente de la CNE para interceder por un pago atrasado de esa entidad al grupo JCB, del importador de cemento Juan Carlos Bolaños.

Tras conocerse ese hecho, el aspirante presidencial le reclamó a Morales su salida del Congreso.

No obstante, Morales insistió, casi a la medianoche del jueves, en que sus acciones no tienen nada de anormal y, de seguido, lanzó fuertes ataques a Alvarado.

El diputado del PAC Víctor Morales Zapata.
El diputado del PAC Víctor Morales Zapata.

Primero afirmó que el candidato no se tomó el tiempo de revisar las aclaraciones que el hizo a principios de semana y que no aspira a ocupar puesto alguno en un eventual gobierno de Alvarado.

Luego, lo acusó de aprovechar la coyuntura "para distanciarse de un proyecto que fue aprobado incluso en el Plan Nacional de Desarrollo cuando él mismo era ministro de Estado".

"Lamento el proceder del candidato ante aseveraciones realizadas en una comisión (legislativa) que aún no termina su labor y que evidencia un lamentable asesoramiento comunicacional de su equipo de campaña", dijo Morales.

Aparte de la llamada a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) en marzo del 2015, esta semana también se dio a conocer que una persona que figura como director en cuatro sociedades de Bolaños, le gestionó unas vacaciones al diputado del PAC en diciembre del 2015, alquilando una casa entre $3.000 y $4.000 en Guanacaste.

Morales asegura que él pagó esas vacaciones con sus recursos, en efectivo, y que desconocía que esa persona tuviese un vínculo con Juan Carlos Bolaños, pues solo lo conocía como parte de una "red de personas" que le ayudan con gestiones.

El legislador reconoció que se ha reunido con Bolaños, argumenta que él se quejaba de las trabas de la administración pública para desarrollar sus proyectos.

Morales dice mantener su postura de "señalar que la apertura del mercado del cemento favorece a las familias costarricenses".

A mediados de semana, el presidente Luis Guillermo Solís afirmó que el legislador debía rendir explicaciones sobre esto, independientemente de que la Fiscalía haya desestimado ya una causa judicial.

Solís tiene previsto hacer otro pronunciamiento este viernes a las 10:15 a. m.