Alcalde socialcristiano de Belén acusa a José María Figueres de "meter mano" en la elección

Por: Gerardo Ruiz R. 13 mayo, 2016
La elección de la Junta Directiva de la ANAI se terminó haciendo entre 29 alcaldes del PLN, luego de que otros 32 alcaldes de diversos partidos se retiraran en señal de protesta.
La elección de la Junta Directiva de la ANAI se terminó haciendo entre 29 alcaldes del PLN, luego de que otros 32 alcaldes de diversos partidos se retiraran en señal de protesta.

San José

La Asociación Nacional de Alcaldías e Intendencias (ANAI) se partió a la mitad y el Partido Liberación Nacional (PLN) aprovechó para tomar el control absoluto de los puestos en la junta directiva de la entidad.

La elección se realizó este viernes en el cantón josefino de Mora. El proceso empezó a las 8 a.m. y culminó después de la 1 p. m., tras un largo debate sobre el presunto intervencionismo del PLN en la organización y sobre si la elección de la nueva junta debía ser secreta o pública.

El hecho que terminó de romper la calma entre los alcaldes fue la falta de apoyo de un sector de los alcaldes del PLN a una papeleta multipardista, que se había negociado en vísperas de la elección.

La nómina iba encabezada por el alcalde liberacionista de San Ramón, Nixon Ureña, en la presidencia y por el alcalde socialcristiano de Belén, Horacio Alvarado, en la vicepresidencia.

No obstante, se opuso a la papeleta el sector de alcaldes verdiblancos que el 23 de abril acordó, con el precandidato José María Figueres, luchar por el control de ANAI y de la UNGL, lo que desató un zafarrancho que culminó con el retiro de 30 de 59 alcaldes que había llegado a la asamblea.

Después de eso, el PLN aprovechó para tomar control de todos los puestos de la Directiva.

La elección se había programado para el vienes 29 de abril, pero fue suspendida luego de que la Junta saliente denunciara que Figueres pretendía tomar el control de ANAI para debilitarla y, en su lugar, fortalecer a la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL) con fines político electorales.

ANAI se financia con transferencias de recursos públicos provenientes del Presupuesto de la República que aprueba la Asamblea Legislativa.

Los hechos. El socialcristiano Horacio Alvarado denunció que el desorden fue provocado por el alcalde de Cartago, Rolando Rodríguez, quien, según el socialcristiano, responde a intereses de Figueres.

"Teníamos un acuerdo pero, de un momento a otro, por orden de José María Figueres, el alcalde de Cartago se opuso a la papeleta. La institucionalidad de ANAI se politizó. Eso se convirtió en un club de amigos del PLN", zanjó Alvarado.

Leonardo Chacón, alcalde liberacionista de Dota, quien resulto electo en la presidencia de ANAI, desmintió las aseveraciones.

"Ni el PLN hizo 'mesa gallega',ni José María Figueres metió mano. En una democracia alguien tiene que perder y alguien tiene que ganar. Yo hago un llamado a la cordura y al diálogo para que trabajemos juntos en favor de un régimen municipal que ha sido golpeado", afirmó.

Por su parte, Roberto Thompson, alcalde verdiblanco de Alajuela, se apartó del criterio de su copartidario y consideró como un error que el PLN tomara todos los puestos de la Directiva de ANAI.

"Eso hace deslegitima a la organización. Hay que entender que, a pesar de que el partido ganó la mayoría de alcaldías en febrero pasado (50 en total), hay otras fuerzas políticas que inciden en el fortalecimiento y desempeño del régimen municipal, sobre todo ante la Asamblea Legislativa. Lo ocurrido va a afectar el curso que llevan varios proyectos de ley de interés municipal", dijo, en referencia a la estrecha relación que existe entre ANAI, la UNGL y las bancadas representadas en el Parlamento.

Defensa. Pero el secretario general del PLN, Fernando Zamora, aseguró que era una cuestión de lógica que el PLN presidiera ANAI, por tener bajo su mando la mayoría de alcaldías del país.

Zamora, por otra parte, atacó a Horacio Alvaro y a la Unidad Social Cristiana (PUSC) por pretender el control de ANAI "siendo un partido minoritario".

"El PUSC, como un niño consentido, saboteó la elección por el simple hecho de que Horacio Alvarado no era quien la iba a dirigir, como si el PUSC, siendo hoy un partido minoritario, tuviera la fuerza política y moral para pretender imponer al PLN la dirección de la organización", arremetió el dirigente verdiblanco, quien calificó la decisión de los alcaldes de retirarse de la asamblea como "saboteadora e inmadura".

Zamora declinó referirse a la actitud de los alcaldes de su partido que también abandonaron la asamblea, pues dijo que no tenía "información de primera mano".

El secretario general verdiblanco dijo que el Directorio Político de su partido giró a los alcaldes la directriz de elegir una papeleta multipartista que, afirmó, no se pudo alcanzar por la actitud caprichosa del PUSC.

En tanto, el jefe de la fracción legislativa del PUSC, el diputado Gerardo Vargas, calificó lo ocurrido este viernes como "la descarada politización de la ANAI".

"Convertir una institución que debe representar a todos los municipios en mero tentáculo partidario debilitará al régimen municipal. Es un grave error, propio de la polítiquería más tradicional (...). Convirtieron la actividad en una batalla campal entre tendencias partidistas, en buena parte por la manifiesta injerencia de José María Figueres", reclamó el legislador.

La ANAI fue creada hace cinco años con el fin de promover y defender los derechos, las garantías, el fortalecimiento y la reivindicación de la figura política de los alcaldes e intendentes.