Por: Hassel Fallas 15 enero, 2015

El 8 de diciembre, La Nación reveló que el subsidio creado por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), bajo el mandato del entonces regulador Fernando Herrero, provocó que los consumidores de diésel pagaran ¢73.500 millones de más entre el 2009 y setiembre del año anterior.

En ese mismo lapso, los usuarios de gasolina regular y súper pagaron ¢29.500 millones extra. Por el contrario, elcosto oculto hizo que los clientes de gas se ahorraran ¢33.270 millones y los de asfalto, ¢11.600 millones.

La investigación se hizo con una base de datos creadacon cifras de 59 resoluciones de precios de la Aresep entre 2009 y setiembre del 2014. Se desagregaron los componentes de la fórmula de precios para establecer cómo se incluyen los costos operativos de Recope (factor K) en cada litro de combustible. La base incluye datos por producto de: ventas, ingresos por factor K, , precio de importación y la variable Pri * Qi (precio internacional por las ventas), necesaria para calcular el porcentaje único (K%).

La Aresep multiplica ese K% por el precio de importación y así obtiene los montos diferenciados por producto, pagados por el consumidor. La base también tiene costos reales de distribución de Recope, reconocidos por Aresep, pero no considerados en su fórmula de precios. Al comparar esos costos con los asignados por Aresep en el precio de cada producto, surge el monto del subsidio cruzado. Más detalles de la metodología aplicada, aquí.