Área quemada fue de 25.459 hectáreas, unas 30.681 menos que en el 2016

Por: Michelle Soto 22 agosto

En la estación seca del 2017, los incendios forestales afectaron 25.459 hectáreas, es decir, 30.681 hectáreas menos que el año anterior y el menor registro de área quemada en los últimos seis años.

"El país tuvo una temporada muy favorable en cuanto a una menor atención de incendios, de área afectada dentro de las áreas silvestres protegidas y también a nivel nacional, lo cual fue una situación contraria a lo que se presentó en el 2015 y 2016, en donde se tuvieron condiciones de extrema sequía producto del fenómeno El Niño", comentó Luis Diego Román Madriz, coordinador del Programa Nacional de Manejo del Fuego del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac).

Por segundo año consecutivo, el Refugio Nacional de Vida Silvestre Caño Negro -ubicado en Los Chiles de Alajuela- sufre un incendio forestal de grandes proporciones. En 2017 se quemaron 493 hectáreas.
Por segundo año consecutivo, el Refugio Nacional de Vida Silvestre Caño Negro -ubicado en Los Chiles de Alajuela- sufre un incendio forestal de grandes proporciones. En 2017 se quemaron 493 hectáreas.

Para Román, el ingreso adelantado de la estación lluviosa –cuyas primeras precipitaciones se presentaron a inicios de mayo– ayudó.

Asimismo, este año se tomaron medidas para prevenir y detectar oportunamente focos de fuego. Ejemplo de ello fueron los 983 kilómetros de rondas cortafuego que permiten controlar los siniestros. Aunado a ello, 563 personas colaboraron como bomberos forestales.

En total, se atendieron 73 incendios, el 42% de estos fueron provocados por quemas agropecuarias y pastos, mientras que el 41% se debieron a vandalismo y actividades de caza.

Otro 8% fue causado por cambio de uso del suelo, que consiste en cortar vegetación para dar paso a un área de pasto o cultivos.

"Se presentaron incendios por otras causas, no obstante, es importante mencionar que para esta temporada 2017, se registraron dos incendios por rayo. En los lugares donde se presentaron los incidentes, rápidamente, cayó lluvia, lo cual ayudó a apagar los mismos. Entonces, este año podríamos decir que el 98% fueron causados por acciones humanas", explicó Román en un comunicado.

Áreas silvestres protegidas

Dentro de parques nacionales, refugios de vida silvestre y otras áreas silvestres protegidas, los bomberos forestales atendieron 42 incendios para un total de 1.172 hectáreas, unas 5.145 hectáreas menos que en el 2016.

Este número de hectáreas afectadas pudo haber sido menor si no se hubiera presentado, a finales de abril, el incendio en el Refugio Nacional de Vida Silvestre Caño Negro, ubicado en Los Chiles de Alajuela. Allí se quemaron 493 hectáreas, lo cual representa 42% del total dentro de áreas silvestres protegidas.

Por área de conservación, tomando en cuenta tanto los incendios sucedidos dentro como fuera de áreas silvestres protegidas, Tempisque, Guanacaste y Arenal Tempisque –ubicadas en la región Chorotega– fueron las más afectadas por el fuego y aúnan el 75% del total en el país.

Les sigue el Área de Conservación La Amistad Pacífico, en la región Brunca, con el 13% y el Área de Conservación Pacífico Central con el 4%.

Estos datos reflejan que la vertiente del Pacífico concentró el 92% del área afectada por fuego en todo el país.