Carlos Láscarez S.. 10 septiembre
Solo en San José, la sección de Fraudes del Organismo de Investigación Judicial ha tramitado 10 casos durante este año. Foto: Albert Marín
Solo en San José, la sección de Fraudes del Organismo de Investigación Judicial ha tramitado 10 casos durante este año. Foto: Albert Marín

La Policía Judicial hizo un llamado a la ciudadanía para que eviten ser víctimas de estafa por parte de personas que, supuestamente, ofrecen servicios de jardinería a cómodos precios, pero al finalizar el trabajo cobran al cliente otro monto no pactado en un inicio.

De acuerdo con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), al parecer, los sospechosos se trasladan en un vehículo de cajón (pick–up) por diferentes lugares, barrios y residenciales ofreciendo servicios de fumigación y jardinería a un precio muy bajo y en poco tiempo, por lo que los habitantes deciden contratar sus servicios

Aparentemente, los individuos realizan el trabajo; sin embargo, imponen el pago de sumas de dinero mucho más altas que las ofrecidas.

La excusa que brindan los sujetos a las personas es que gastaron más producto de lo que tenían previsto, o bien, que utilizaron materiales de mayor precio para embellecer el jardín o patio.

Los sospechosos usualmente trabajan en grupos de tres individuos, tanto adultos como menores, y han operado de esta forma en distintas zonas, incluida la Gran Área Metropolitana (GAM).

Incluso, se cree que han coaccionado, intimidado y hasta amenazado a las víctimas de diferentes formas para que les cancelen el monto irregular que les han cobrado. No se descarta que como forma de pago acepten artículos de fácil venta del cliente.

En lo que llevamos del año, la sección de Fraudes del OIJ ha tramitado 10 denuncias solo en San José, mientras que la sección Penal Juvenil ha atendido un caso. En este último los sospechosos pactaron que el trabajo les costaría ¢6.000, pero terminaron cobrando ¢100.000.

Los agentes judiciales recomiendan a la ciudadanía que de ser víctimas de este delito se presenten a interponer la respectiva denuncia a la sede policial más cercana.